sábado 7 de diciembre de 2019

Internacionales |

México, el país “en paz” más peligroso para los periodistas

México es el país en paz más peligroso para los periodistas. Los tres últimos fueron asesinados en cuatro días, entre el 30 de julio y el 2 de agosto.

Redacción Aire Digital

El reportero Héctor Valdez huyó de su pueblo en el sur de México para escapar de una fecha: el 10 de mayo, el día en que lo iban a asesinar. A ocho meses del comienzo del nuevo gobierno en México, con la asunción del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, nueve periodistas fueron asesinados en medio de un clima de hostigamiento que no da señales de que vaya a disiparse.

El día antes de su partida, Valdez, de 54 años, había cubierto el tercer tiroteo de la jornada en Tulum, el conocido pueblo caribeño donde vivía, en el turístico Estado de Quintana Roo.

Leer más ► Otro periodista asesinado en México, el país más peligroso para la prensa

Tras grabar un vídeo con el celular, se dirigió a su auto para subirlo a su web de noticias Tulum. Hacía un calor sofocante y dejó la puerta abierta. “De pronto, pasa un tipo caminando, común y corriente, se me queda mirando y me dice: ‘¡Tú te vas a morir mañana, chingada!”, recordó para El País. A la mañana siguiente, Valdez se fue con una valija y tres mudas de ropa.

El periodista mexicano Rogelio Barragán Pérez, fue asesinado el 30 de julio en el Municipio de Zacatepec de Morelos, en el Estadom de México centro del país. Se trata del octavo periodista asesinado en el país en lo que va de 2019.
El periodista mexicano Rogelio Barragán Pérez, fue asesinado el 30 de julio en el Municipio de Zacatepec de Morelos, en el Estadom de México centro del país.

La ola de asesinatos que vive México desde hace más de una década dejó un rastro de violencia contra los periodistas: 3.594 agresiones y 95 asesinatos desde finales de 2006 hasta 2018, según el registro de la ONG Artículo 19.

Violencia contra la prensa en el mundo. Reporteros Sin Fronteras.
Violencia contra la prensa en el mundo. Reporteros Sin Fronteras.

La tendencia no se ha frenado en los primeros meses del gobierno de López Obrador. Los asesinatos, nueve en apenas ocho meses, van camino de batir un récord desde que Artículo 19 empezó a contarlos en el año 2000.

Información Reporteros Sin Fronteras.
Información Reporteros Sin Fronteras.

Los últimos días de julio y primeros de agosto fueron fatídicos.

El martes 30 de julio, encontraron el cuerpo del director de un medio en el baúl de un auto. Ese mismo día, un grupo de encapuchados atacó con bombas molotov a un diario local de Chihuahua, al norte del país. Y el viernes 2 de agosto murieron tiroteados otros dos periodistas.

El perfil de las víctimas se repite: informadores de medios locales que cubren nota roja, como se conoce en México a las noticias de crímenes. A menudo provocan campañas de acoso y derribo en su contra, sobre todo cuando tocan temas de corrupción.

Jorge Ruiz, uno de los reporteros asesinados el 2 de agosto, había denunciado ataques a su domicilio tras publicar artículos críticos con la gestión del Ayuntamiento de Actopan, una localidad de 40.000 habitantes en Veracruz, al este del país.

Valdez tiene una historia parecida. En mayo asistió a una de las ruedas de prensa diarias del presidente López Obrador para pedirle protección. Denunció amenazas y criticó a las autoridades locales. Varios funcionarios de Tulum cargaron contra él.

Leer más ► Asesinaron a machetazos a argentina en México y la Policía mató a su marido

Frente a los abusos, las entidades encargadas de proteger a los periodistas amenazados carecen de presupuesto, personal y capacitación, según las organizaciones de la sociedad civil. “México cuenta con instituciones, pero las cifras siguen siendo comparables a las de zonas de guerra”, asegura el representante en México de la ONG Comité para Proteger a Periodistas Jan-Albert Hootsen.

Según la organización internacional Reporteros Sin Fronteras, Siria es el país que más asesinatos acumula en los últimos años, aunque en 2018 fue Afganistán el más mortífero: 14 periodistas y dos colaboradores asesinados. México, entre los países en paz, es el más peligroso para estos profesionales.

Datos Reporteros Sin Fronteras.
Datos Reporteros Sin Fronteras.

El mecanismo federal de protección, que depende de la Secretaría de Gobernación (Interior) y se encuentra en revisión, tiene un presupuesto para este año de unos 10 millones de dólares (8,8 millones de euros) para cubrir a 948 personas, entre reporteros y activistas. Las autoridades han reconocido que no es suficiente y que buscarán más recursos para 2020 en un país marcado por la austeridad y los recortes.

Más allá de los fallos en la protección, el problema de fondo es la impunidad. El 99,13% de estas agresiones queda sin condena, según Artículo 19. Uno de esos casos, el asesinato del reportero Francisco Pacheco a la salida del colegio de sus hijas, lleva tres años encallado.

Leer más ► Al menos 19 muertos y 40 heridos durante un tiroteo en un supermercado en Texas

Los expertos creen que las autoridades a veces buscan evitar conectar los asesinatos al ejercicio del periodismo.

“Es más fácil decir que es pasional porque vincularlo a su trabajo puede tocar a gente de poder”, reconoce Ana Laura Pérez, de Ceapp, al diario El País.

“Si seguimos con la inercia de que no haya sentenciados por los asesinatos, no va a cambiar nada”, asegura Colín, de Artículo 19.

 

Nota de Redacción: en la elaboración de este artículo se utilizó información de El País y Reporteros Sin Fronteras.

Dejá tu comentario