miércoles 20 de noviembre de 2019

LEGISLATIVAS | Legislatura Provincial

Juicio por Jurados: la herramienta de la gente para hacer justicia

Así lo afirmó el Dr. Daniel Erbetta, Ministro de la Corte santafesina sobre la importancia de incorporar la participación ciudadana al poder judicial en casos de alto impacto social. Dijo que "no hay que tenerle miedo a la gente" y que de todos los juicios por jurados "no hay uno que haya merecido cuestionamiento alguno, ni movilización o protestas frente a un juzgado".

El ministro de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y Director del Departamento de derecho penal y Criminología de la Universidad Nacional de Rosario, Dr. Daniel Erbetta se refirió al proyecto de ley de Juicio por Jurados que perdió estado parlamentario y que podría reingresar a la legislatura en las próximas horas para su debate.

Erbetta se refirió a la importancia que tendría la implementación de este sistema para cambiar la visión de la ciudadanía con respecto al Poder Judicial. “La gente no nos entiende porque no participa de la actividad judicial, si pudiera hacerlo en las decisiones diarias sería todo más accesible y hasta los que estamos dentro del poder judicial podríamos aprender mucho”, expresó Erbetta en diálogo con el programa Pasan Cosas.

Gatillo Fácil: “El caso Saucedo sería un caso para un jurado popular”

El Ministro de la Corte fue consultado sobre los casos en los que se aplicaría el juicio por jurado y se refirió al caso del asesinato de Lautaro Saucedo, quien falleció tras recibir un disparo por la espalda por parte de un policía fuera de servicio tras un intento de arrebato en barrio Guadalupe Oeste. “Sería un caso ideal para juicio por jurado”, sentenció.

Leer más ►Caso Julio Cabal: "Yo culpable de esto no soy, yo soy inocente", dijo el imputado

En relación a la polémica instalada socialmente sobre la actitud del policía, afirmó que “no hay que tenerle miedo a la gente. Es verdad que si se hace una encuesta por la radio, es muy posible que los oyentes respondan que el policía actuó bien y que el chico se merecía esto”, pero en los hechos “cuando asumen la responsabilidad institucional de integrar un tribunal y entran a la sala de audiencia, se transforman en las personas más responsables y respetuosas de los estándares legales. Y no es una especulación, sino producto de investigaciones empíricas y de la propia experiencia autóctona de lo ocurrido en Argentina”, explicó el también Director del Departamento de Derecho Penal y Criminología de la UNR.

Erbetta comentó en diálogo con Aire de Santa Fe que “de los cientos de juicios por jurados populares que se hicieron en el país no hubo un sólo veredicto del jurado que haya merecido un cuestionamiento público o una movilización frente al juzgado” y aclaró: “no puedo decir lo mismo de la historia de los procesos llevados adelante por jueces profesionales, y es por eso “que hay que confiar en la gente y en la responsabilidad ciudadana”.

El Ministro de la Corte Provincial dijo que el juicio por jurados es también “una escuela cívica de construcción de ciudadanía, una forma de oxigenar un poder que hoy no es representativo y que está monopolizado de manera exclusiva y excluyente por representantes de una sola profesión que es la abogacía”.

Para el jurista esto representa una herramienta que le permite al ciudadano participar de la administración de justicia y trabajar en la gestión del tema de seguridad, que hoy tanto preocupa.

Diputados tratará la implementación del juicio por jurados, a poco de perder estado parlamentario by airedesantafe

Una ley a la espera del "sí" legislativo

La Ley de Juicio por Jurados de Santa Fe duerme el sueño de los justos desde hace un año y medio, y tras perder estado parlamentario espera tener revancha en la legislatura santafesina.

Una de las iniciativas había sido presentada inicialmente por el diputado socialista Rubén Galassi quien en su momento explicó que "el proyecto nació como garantía del acusado de ser juzgado por sus pares, pero fundamentalmente como un derecho político inalienable de la ciudadanía en un régimen republicano y democrático".

Leer más ►Graciela Brondino habló sobre el crimen de Saucedo: "la violencia no se combate con más violencia"

Entre los fundamentos, se intenta reconfigurar el vínculo del ciudadano con la justicia penal santafesina, aportar a transparentar el funcionamiento del Poder Judicial y generar mayor conciencia ciudadana respecto del funcionamiento y las implicancias de las decisiones en el sistema judicial, además de limitar el exceso de tecnicismos, formalismos y los intereses corporativos de todo tipo de organización y garantizando los principios básicos del proceso penal".

En Argentina, según datos aportados por la Asociación Argentina de Juicio por Jurado, hay actualmente cinco provincias que tienen este sistema vigente como Córdoba, Buenos Aires, Neuquén mientras que Entre Ríos, Chaco, Mendoza, Río Negro y San Juan lograron ya la aprobación legislativa.

¿Qué hace un Jurado ciudadano?

La función de jurado será tanto un derecho como una carga pública de los ciudadanos y estaría compuesto por doce integrantes titulares y dos suplentes con paridad de género (hombres y mujeres en partes iguales, más dos suplentes).

El jurado da el veredicto de culpabilidad o no en un caso, en base a las pruebas presentadas por las partes y luego es el juez técnico el que termina imponiendo la pena.

¿Para qué delitos se aplica?

Los delitos propuestos inicialmente serían casos de alto impacto social:

- Los cometidos con dolo o intención que hayan tenido como resultado la muerte de una o más personas.

- Las torturas, vejaciones y apremios ilegales cometidos por funcionarios públicos.

- Los abusos sexuales agravados por acceso carnal o sometimiento gravemente ultrajante.

- La promoción y facilitación de la corrupción de menores de 13 años de edad.

- El estrago doloso cometido por un funcionario público.

- Las lesiones gravísimas cometidas mediante la utilización de armas o vinculadas con la violencia de género.

¿Quiénes pueden integrar los Jurados ciudadanos?

Según los proyectos analizados, podrían integrar el jurado los argentinos mayores de 18 y menores de 75 años o naturalizados con dos años ejercicio de la ciudadanía, quienes deben saber leer, escribir, hablar y entender plenamente el idioma nacional, además de gozar plenamente de los derechos políticos, y tener domicilio conocido y una residencia inmediata no inferior a dos años en la circunscripción judicial correspondiente.

No podrían ser parte del jurado los miembros del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tanto nacional como provincial y municipal o comunal, así como quienes ocupen cargos directivos en un partido político o sindicato legalmente reconocido; los abogados, escribanos y procuradores, y los profesores universitarios de disciplinas jurídicas o de medicina legal; los integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad en actividad.

Cada dos años, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos confeccionaría por sorteo en audiencia pública los listados principales de ciudadanos que cumplen los requisitos siguiendo el Padrón Electoral, por circunscripción judicial y por género. Se seleccionarán como regla dos jurados por cada 1000 electores empadronados.

En todo el sistema se busca "la mayor certeza posible", por eso se establece que el veredicto debe hacerse por unanimidad o mayoría agravada de 10 votos.

En los casos, donde el veredicto sea de "no culpabilidad" no se admite ningún recurso, salvo que se demuestre soborno, amenaza o coacción sobre algún integrante del jurado.

Dejá tu comentario