sábado 7 de diciembre de 2019

Policiales |

Las dos hipótesis que circulan por el ataque armado contra el jefe de la Policía Federal de Santa Fe

Una apunta a una organización criminal y otra al descabezamiento de mayo de este año cuando siete federales terminaron detenidos por proteger a vendedores de drogas del norte de la capital provincial.

 

Por Ignacio Mendoza

Una autopista completamente desolada y oscura. Ese fue el escenario para que en la noche del lunes, cerca de las 20.30,  un grupo comando de al menos tres hombres, todos con pasamontañas, desciendan de una camioneta negra tipo 4×4 y abran fuego a mansalva contra el automóvil Ford Focus en el que circulaba con destino a la capital provincial Mariano Valdes, el jefe de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal Argentina (PFA). El mismo iba acompañado por una agente de la fuerza, Roxana González, la cual evitó que el ataque termine en un asesinato luego de repeler el ataque con disparos de su arma reglamentaria.

 

El violento episodio ocurrió justamente en el kilómetro 258 de la Ruta Nacional N°9 -que une la ciudad de Rosario con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- a la altura de la localidad de Fighiera, justamente a pocos kilómetros de la zona de donde se encuentran dos estaciones de servicio YPF, conocidas como “Las Mellizas”, el lugar en donde tras el ataque llegó el Comisario junto con su subordinada.

 

Valdes recibió en total dos impactos de bala -con orificio de entrada y salida- , uno a la altura de la ingle derecha y el otro en el brazo derecho los cuales no causaron ni rotura de tendón ni tampoco de hueso, según indicaron fuentes del caso a Aire Digital. Por su parte, la acompañante del alto funcionario logró salir airosa.

 

Leer más Cerca de Rosario, atacaron a balazos e hirieron a Mariano Valdés, jefe de la Policía Federal de Santa Fe

 

El sanatorio a donde fue trasladado esta mañana Váldes.

 

Tras el tiroteo, el comisario fue trasladado primeramente al hospital de Arroyo Seco donde fue asistido y quedó internado hasta la madrugada del día siguiente. A las seis de este martes, fue trasladado al Sanatorio Mapaci de la ciudad de Rosario donde permanece internado pero fuera de peligro.

 

Dos teorías

 

Entre certezas y dudas, durante la mañana circularon una serie de hipótesis en torno cuál podría ser el móvil del ataque que casi se cobra la vida de Váldes. Una de ellas fue vinculada a un supuesto ataque de una organización ligada al narcotráfico. Así lo afirmó, esta mañana, la propia ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bulrrich, que a través de una entrevista con Aire de Santa Fe, se mostró preocupada porque existen “indicios de un típico ataque de bandas narco criminales”.

 

“Vamos a ir a fondo en la investigación por la necesidad de frenar los ataques que intentan amedrentar a quienes conducen la lucha contra el narcotráfico en Santa Fe”, aclaró la titular de la cartera. “Tenemos la necesidad de investigar para cuidar al jefe de la Policía Federal, para no dejar un hecho con impunidad y para fortalecer las fuerzas policiales y que sigan adelante con la lucha”, remarcó.

 

Leer másEmboscada contra Valdés: “Vemos indicios de un típico ataque de bandas narco”, dijo Bullrich

 

La otra hipótesis también apuntó a una supuesta interna policial dentro de la fuerza ya que Váldes fue puesto en funciones el 9 de mayo pasado, junto con Higinio Alberto Ballaggio. Ambos quedaron a cargo de la Delegación Santa Fe de la Federal luego de que Marcelo Lepwast, exjefe de la Delegación, fue apartado de su cargo tras quedar detenido, junto con otros cinco efectivos de esa dependencia, en el marco de dos causas que fueron iniciadas por los dos fiscales federales de Santa Fe, Walter Rodríguez y Gustavo Onel, y que destaparon una trama de protección a narcos del norte de la ciudad para que logren evadir las investigaciones que se tramitaron ante la Justicia federal.

 

Aquella medida no solo desplazó a los seis agentes policiales de la Delegación sino también causó que el jefe del Área III en Rosario, comisario inspector Gustavo Ghiglione, a cargo de once delegaciones -de Santa Fe y Entre Ríos-, sea desplazado luego del simbronazo en Santa Fe capital.

 

Cabos por atar 

Por fuera de las hipótesis, la fiscal que lleva adelante el caso, Eugenia Lacianlandare -de Villa Constitución- confirmó por medio de la Oficina de Prensa del Ministerio Público de la Acusación, que Váldes fue atacado cuando detuvo el automóvil en el circulaba -un Ford Focus que es propiedad de la fuerza federal- para arrojar la yerba del mate.

 

Desde el organismo también aclararon que se descartó la hipótesis del supuesto robo “dado que por testimonios y pericias primarias los disparos iban dirigidos hacia la persona herida quién conducía el automóvil”. En tanto, se trata de establecer si uno de los agresores del Comisario fue herido ya que existió un cruce de balas entre los atacantes y la efectiva policial que iba de acompañante que su arma reglamentaria abrió fuego para repeler la lluvia de plomo.

Dejá tu comentario