lunes 9 de diciembre de 2019

Policiales | femicidio |

El drama de las hijas de Cecilia Burgadt: amenazadas y con carencias económicas

Dos meses se cumplen del femicidio de la enfermera oriunda de San José del Rincón. Sus hijas quedaron sin recursos económicos, con custodia por amenazas y con imposibilidad de asistir a su abuela, la madre de Cecilia que a sus 96 años está sumida en la depresión

Hace dos meses que Cecilia Burgart fue asesinada con total ensañamiento tal y como lo demostró la autopsia: el cuerpo de la mujer de 42 años tenía 37 heridas distribuidas por todos lados. Sebastián Maschio, un changarín de 49 años, fue imputado por el femicidio de Cecilia y quedó en prisión preventiva como el principal sospechoso de asesinar a la enfermera dos meses atrás. Maschio permanecerá privado de su libertad hasta que llegue el juicio.

Mientras la causa judicial sigue en curso, hay una familia diezmada y sumida en el dolor. Cecilia dejó dos hijas jóvenes y a su madre inmersa en una profunda depresión. Siempre la reconstrucción espiritual de quienes quedan en este mundo se hace cuesta arriba pero cuando el adicional está ligado a inconvenientes económicos, la clara intención de superar el episodio traumático se obstaculiza aún más.

cecilia 1.jpg

Soledad, la hija mayor de Cecilia dialogó con el móvil de Ignacio Laurenti por Aire de Santa Fe y contó que junto a su hermana asisten al comedor comunitario de San José del Rincón porque carecen de recursos. Su madre era el sostén económico y Soledad consiguió trabajo pero todavía no cobró su primer sueldo. No comprende el motivo por el cual aún no le devolvieron el coche que había comprado su madre y tampoco el dinero que Cecilia tenía en su poder al momento de ser asesinada. "El dinero no era tanto pero nos serviría para comer pero nos piden pruebas que era de ella, algún ticket y no tenemos."

peritaje.jpg

Una familia amenazada

Si entrar en demasiados detalles Soledad deslizó que ella y su hermana cuentan con custodia policial nocturna y su abuela por otro lado, durante 24 horas. La determinación se tomó a partir de que la familia fue víctima de reiteradas amenazas. Soledad prefirió no ahondar en detalles debido a que teme entorpecer la investigación.

Leer más►La ciudad de San José del Rincón recordó a Cecilia Burgadt y pidió justicia por el femicidio

La abuela de 96 años: postrada y depresiva

El escenario del dolor se amplía cuando Soledad relata la situación en la que se encuentra su abuela, la madre de Cecilia. La mujer tiene 96 años, vive sola en su casa y está postrada. A partir del femicidio de su hija entró en una profunda depresión y sus nietas piden que alguien la asista psicológicamente en su domicilio por que ellas no pueden trasladarla en silla de ruedas.

Leer más►Hoy Cecilia Burgadt cumpliría 43 años y se realizará una movilización para pedir justicia

"Está muy triste, no se puede levantar de la cama y si se levanta tiene que hacerlo en silla de ruedas. Con mi hermana no estamos en todo el día entre los trámites y el trabajo. Mi abuela necesita desahogarse y llorar, trata de hacerse la fuerte cuando está con nosotras. No quiere comer y a veces no se quiere ni levantar, ve alguna noticia sobre femicidios y todo la tira para abajo, enseguida lo relaciona con la muerte de mi mamá", relató Soledad.

La entrevistada aclaró que tanto ella como su hermana reciben regularmente asistencia psicológica.

Soledad HIJA DE CECILIA BURGARDT

El caso

El cuerpo de Cecilia Burgadt, la enfermera de 42 años que se encontraba desaparecida desde el viernes 13 de septiembre en horas del mediodía, fue encontrado el sábado 14 en una vivienda de 4 de Enero al 8900, en el norte de la ciudad. El hallazgo se dio luego de que un hombre fuera detenido el mismo sábado y brindara los datos sobre la posible ubicación del cadáver de la mujer.

El descubrimiento del cuerpo se dio luego de que pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI), arribaron al domicilio junto con personal de la Agencia de Trata de Personas y acompañados por los fiscales del Ministerio Público de la Acusación: Marcelo Fontana, de la oficina de Salidas Tempranas y el Andrés Marchi, de la Unidad Especial de Homicidios. El cuerpo -según indicaron fuentes consultadas por Aire Digital– se hallaba en el interior de la propiedad y estaba envuelto en una sábana y atado. El cuerpo de la enfermera tenía un total de 37 heridas, según reveló el informe de autopsia que llevó a cabo el Cuerpo Médico Forense. Las mismas fueron distribuidas en distintas zonas del cuerpo, lo cual permitió establecer el completo ensañamiento que tuvo el asesino con la víctima al provocarle lesiones “equimóticas, contusas y escoriativas”.

La mujer, que era oriunda de San José del Rincón, salió del hospital José María Cullen el viernes cerca de las 13.30 a pesar de que su horario de salida eran las 14. Sus hijas intentaron localizarla por teléfono pero Burgadt nunca atendió por lo que acudieron a la Comisaría de Rincón pero la respuesta fue que debían esperar ocho horas para radicar la denuncia de paradero. Los llamados al teléfono continuaron pero nunca respondió. Inclusive en algunas oportunidades dio apagado. Con el devenir de las horas el caso fue abordado por la Comisaría de la Mujer dependiente de la Agencia de Trata de Personas donde las hijas y familiares aportaron información sobre la situación actual de la mujer.

Sebastian Maschio, un changarín de 49 años, fue imputado por el femicidio de Cecilia y quedó en prisión preventiva como el principal sospechoso de asesinar a la enfermera dos meses atrás. Maschio permanecerá privado de su libertad hasta que llegue el juicio.

Dejá tu comentario