Marley subió un video de Mirko burlándose del “Macri gato”

Marley subió un nuevo video de Mirko para burlarse del "Macri gato"

Marley compartió más material tras el video que encendió la polémica por un presunto mensaje contra el Presidente.


Marley y Mirko enviaron un contundente mensaje a través de un nuevo video luego de que una grabación anterior del bebé más famoso del país se viralizara por el hecho de que uno de sus balbuceos sonó idéntico a la pronunciación de la frase “Macri gato”, el popular término que le adjudicó gran parte de la población opositora al Presidente de la Nación y sus medidas económicas, políticas y sociales con el objetivo de insultarlo.

Paseando por Oceanía, continente en el que se encuentran para las grabaciones y transmisiones en vivo de Por el mundo (Telefe), programa para el cual ya visitaron Sídney con Susana Giménez, Melbourne con Lali Espósito y con el que muy pronto arribarán a las Islas Fiyi junto a Catherine Fulop, el conductor fue bastante claro con lo que la pareció la opinión de muchas personas sobre el video de su bebé.

Mirá el video

“Paseando con el bebote. Acá le manda saludos a Esther Goris”, disparó la figura de Telefe desde su cuenta de Twitter. Este mensaje, que además fue acompañado por un emoji con los ojos mirando para arriba, parece mostrar que a Marley no le gustó mucho que se utilizara un video de su hijo para “el barro político”, y decidió burlarse de lo que pensaron muchos usuarios de las redes sociales.

Hay que recordar que el conductor conoce personalmente a Mauricio Macri, a quien visitó en la Casa Rosada durante agosto del 2018 junto a su bebé, protagonizando un momento que luego fue emitido en su programa especial de Por el mundo sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Padre e hijo arribaron a Balcarce 50 y fueron recibidos en el Salón de los Bustos por el secretario general de la Presidencia de la Nación, Fernando De Andreis, que los guió por los pasillos del histórico edificio hasta llevarlos al despacho del jefe de Estado.

En el interior de la oficina, Macri le mostró los muebles que adornan el sitio, la vista de la ventana y el famoso “sillón de Rivadavia”. Marley puso a su hijo en el asiento del primer mandatario, pero éste se largo a llorar. “¡A Mirko no le gustó tanta responsabilidad!”, exclamó entre risas.

NOTICIAS DESTACADAS