Flor Vigna liquidó a Nico Occhiato en una entrevista

En una entrevista reciente, Flor Vigna dio detalles de la personalidad de su ex pareja, Nico Occhiato. Lo describió como a un robot.


De a poco se van conociendo más detalles de la separación de Flor Vigna y Nico Occhiato. Los dos habían coincidido en que el exceso de trabajo (de ambos) había sido uno de los detonantes.

En relación a eso, Flor Vigna describió en una entrevista con revista Gente: “Él prioriza su trabajo por sobre cualquier vínculo. A lo mejor había laburado el día entero y llegaba a casa para ver el material sobre su laburo. Al punto de ‘si tengo que convertirme en un robot, lo hago sin obstáculos’”.

Leer más La escandalosa noticia sobre Luis Miguel que enfureció a sus fans

Y advirtió que esta no es la primera vez que se separan.”Fue la tercera en cinco años, la primera duró una semana. La segunda, un mes. Y sí, siempre tuvieron la misma raíz… Nico es una persona muy buena, aunque mis amigas me reten y me digan: ‘¡Basta de hacerle prensa, ya se entendió!’”.

Leer más Pampita lució una exorbitante bikini roja

Pero parece que esta vez es en forma definitiva, a tal punto que Flor Vigna ya comenzó un nuevo romance con Matías Napp, su coreógrafo en Bailando por un Sueño 2019. Frente al video donde se los puede ver a los besos en un restaurante de Palermo, reveló: “Es que nos tentamos”.

 

Volviendo a Occhiato, la bailarina dio a conocer la frase que él utilizó para terminar con el vínculo amoroso: “Nico me planteó que necesitaba estar solo. Sentía que ya no estaba dando lo que merecía la relación. Que quería dedicarse a trabajar, y no a ser mi novio.De repente, me dijo: ‘No tengo tiempo para el amor’”.

Nunca puso en duda sus palabras. “Le creí. Porque somos muy transparentes. Al estar tan cerquita…(coloca la palma de su mano pegada a su nariz) ¡Acá no podés mentirte! Luego de separarnos tuvo sus momentos de debilidad. Si le pasaba algo, de repente se me aparecía pretendiendo que fuese su psicóloga. Y fui su psicóloga. Di lugar a esa situación hasta un punto en que debí priorizarme: “Pará, esto está haciéndome muy mal. No voy a conformarme ni adaptarte otra vez”. Creo que, más que la separación, me shockeó su indecisión posterior. Después de varias visitas le dije: “Pará, definite. Voy a volverme loca. Sabés que sos la única persona en este mundo que puede hacerme caer”.

A pesar de lo difícil que fue, le sirvió para crecer como persona: “La soledad me obligó a hacerme cargo de quién soy y de lo que quiero”.

NOTICIAS DESTACADAS