sábado 7 de diciembre de 2019

Sociedad |

En primera persona: el dramático relato de un argentino que vivió el atentado a las Torres Gemelas

Hernán Casanova es argentino y el 11 de septiembre de 2001 presenció el derrumbe del World Trace Center. Contó que recuerda “cada detalle” de ese día. Cuando llegó al lugar, acababa de chocar el segundo avión y vio cómo la gente se tiraba desde lo alto.

Redacción Aire Digital

El desastre que se vivió en el atentado a las Torres Gemelas, quedó registrado en la memoria de algunos argentinos que estuvieron allí. Hernán Casanova es uno de ellos. En diálogo con Aire de Santa Fe, contó que luego de ese episodio decidió volverse al país.

Leer más ► Los objetos que se encontraron en el lugar tras el atentado a las Torres Gemelas

Eran poco más de las 8.30 de la mañana del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York cuando a Hernán le sonó el teléfono. Era un amigo, que le anunciaba que una avioneta se había estrellado con la Torre Sur del World Trace Center. En ese momento, y por cuestiones laborales, decidió acercarse al lugar. “Salí inmediatamente junto a un amigo artista, Alejandro Vigilante, que justo estaba parando en mi casa. Fuimos juntos en subte y cuando íbamos llegando nos dijeron que no podíamos avanzar. Nos bajamos y seguimos caminando. Había mucha gente caminando y nos indicaban que volvamos, pero no podíamos”.

Todo cambió cuando llegó al lugar en donde estaban las Torres Gemelas. “Cuando llegué, justo se había caído la torre sur y la otra estaba ardiente. Acababa de chocar el segundo avión y veíamos a la gente tirarse al piso desde lo alto. En ese momento, pasaron unos cinco minutos y no podíamos pasar. Luego, empezó a inclinarse la segunda torre y colapsó”, recordó.

El momento era tan fuerte que ni Hernán Casanova ni Alejandro Vigilante podían reaccionar. “Estábamos a 100 metros aproximadamente y nos quedamos como helados. Salimos todos corriendo, encontramos un estacionamiento y nos refugiamos ahí. Uno de los policías abrió la puerta de un auto y nos metimos cinco personas”.

En ese momento, Hernán sintió que se iba a morir. “Vimos que se hizo de noche: cayeron piedras, cascotazos y todo. Pensamos que moríamos enterrados. No podíamos respirar. Nos tapamos con una remera durante media hora. Hasta que empezamos a ver un poco de luz y ahí salimos”.

Leer másEl video del momento más dramático del ataque a las Torres Gemelas

El entrevistado recordó que el desconcierto inundaba a todos los ciudadanos. “En la radio decían que estaban atacando Washington, el Pentágono, había un pánico general. Los puentes se cerraron y no se podía entrar ni salir. Se transformó en un caos terrible. Nadie se imaginaba que se trataba de un atentado. Le preguntábamos a los policías y no entendían nada. Todo el mundo quería escapar”, afirmó.

Finalmente, contó que ante una situación así “uno toma una dimensión de lo poco garantizada que tiene su vida. Era cuestión de estar un metro más allá o un metro más acá”. Luego de la traumática experiencia, Hernán decidió volver a vivir en Argentina, para estar cerca de su familia.

► Volvé a escuchar la entrevista

Dejá tu comentario