viernes 15 de noviembre de 2019

Internacionales |

Elevaron a 15 años la condena de “La Manada” en España: fue violación y no abuso

Fue una violación y no un abuso sexual. El Tribunal Supremo de España elevó este viernes de 9 a 15 años de prisión la condena de los cinco hombres que atacaron y violaron a una joven en un portal durante las fiestas de San Fermín en Pamplona, en julio de 2016.

El tribunal tomó la decisión después de escuchar en una jornada las alegaciones y recursos de la víctima y la fiscalía contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Por unanimidad, se decidió revocar esa condena y calificar los hechos como un “delito continuado de violación”. El fallo indica que la sentencia es firme, y los acusados ya ingresaron en prisión.

La Manada condena

Además del calificativo, los magistrados aplicaron dos agravantes que elevan la pena. Son el trato vejatorio hacia la chica y la actuación conjunta de dos o más personas. José Angel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero tendrán que pasar así 15 años en prisión. A Guerrero, además, se le sumaron dos años más por haberle robado intimidatoriamente el celular a la joven.

Mientras se prepara la sentencia, que probablemente no se dé a conocer hasta dentro de unas semanas, el tribunal advirtió en un comunicado público que el relato “describe un auténtico escenario intimidatorio, en el que la víctima en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados”, y en eso basa su sentencia.

 

Aquél día, la víctima no se resistió activamente, lo cual había llevado al Tribunal Superior de Justicia de Navarra a calificar el delito de abuso sexual y no de agresión. Pero ahora, el Supremo argumenta que la intimidación hizo que ella “adoptara una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo por el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducida a la fuerza”.

Los magistrados consideran que los acusados se “aprovecharon” de estas circunstancias para atacar a la joven, que sufrió al menos “diez agresiones sexuales con penetraciones bucales, vaginales y anales”.

La decisión del Supremo va en la línea de lo que habían reclamado no solo las acusaciones, sino también los colectivos de mujeres, numerosos juristas y hasta los partidos políticos desde que la Audiencia Provincial dictó el primer fallo, en abril de 2018.

De entre todos los reclamos, una frase de la fiscal Isabel Rodríguez pronunciada hoy mismo en la vista ha dejado huella entre muchas mujeres, que se la han hecho suya a través de las redes sociales. “En la agresión, la voluntad del autor se impone por la fuerza, ya sea con violencia o intimidatoria”, ha dicho Rodríguez, quien ha añadido que “no se puede pedir a la víctima una actitud peligrosamente heroica“.

Dejá tu comentario