domingo 17 de noviembre de 2019

Internacionales |

Elecciones en Bolivia: Evo Morales y Carlos Mesa van a segunda vuelta, según datos oficiales

Si ningún candidato presidencial obtuviera hoy al menos la mitad más uno de los sufragios, u obtuviera más de 40% con una ventaja de al menos 10 puntos sobre el segundo, los dos más votados deberán medirse en balotaje el 15 de diciembre próximo.

Redacción Aire Digital

El presidente Evo Morales y el líder opositor Carlos Mesa competirán en segunda vuelta para determinar cuál de los dos será el próximo mandatario de Bolivia, según los primeros resultados oficiales de las elecciones celebradas hoy, que transcurrieron con normalidad y sin incidentes significativos.

Morales obtenía 45,7% de los votos contra 37,8% de Mesa cuando se había completado 83% del escrutinio provisorio oficial, informó el diario paceño Página Siete. De ese modo, ambos deberán enfrentarse el 15 de diciembre próximo en balotaje.

En tercer lugar se ubicaba el pastor surcoreano nacionalizado boliviano Chi Hyun Chung, con 8,74%, y detrás de él, el senador Oscar Ortiz, con 4,32%. Las otras cinco fórmulas quedaban por debajo del 3% requerido para que puedan mantener la personería política.

Los comicios transcurrieron con normalidad y alta participación, afirmó la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque.

Morales votó temprano y se declaró “muy optimista” y con “mucha confianza” en ser reelecto en estos comicios generales, que definen también la composición del próximo parlamento y de las autoridades locales en todo el país.

El mandatario viajó luego a La Paz, donde esperó los resultados junto al vicepresidente Álvaro García Linera y a otros miembros de su gobierno.

“No estoy solo, por eso hemos ganado otra vez; el pueblo boliviano se ha impuesto para continuar con el proceso de cambio, nuevamente tenemos mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y en el Senado”, afirmó Morales esta noche, en conferencia de prensa en el Palacio Quemado.

En tanto, Mesa advirtió luego de votar que no confiaba en “la transparencia del proceso” electoral y acusó al TSE de haber beneficiado al jefe del Estado a lo largo de toda la campaña.

“Esta no es una elección cualquiera, es una elección en la que se juega el destino de Bolivia, se juega la democracia de nuestro país; estamos en la ruta de una segunda vuelta que vamos a ganar; Bolivia tendrá que escoger entre dos opciones”, afirmó esta noche, en conferencia de prensa.

Bolivia acudió a las urnas el domingo 20 de septiembre para elegir presidente, vicepresidente, 36 senadores, 130 diputados y 9 representantes supraestatales en medio de un clima político movido, donde oficialistas y opositores cruzan reproches y aseguran ser los portadores de la legitimidad democrática.

Evo Morales, que asumió en enero de 2006, es ya el presidente que más tiempo permaneció en el cargo en la historia del país, y podría renovar hasta 2025. El candidato de Movimiento al Socialismo (MAS) se presenta como garante de estabilidad y seguridad a futuro, mientras que su principal rival, Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), apela al hartazgo que una parte de la sociedad siente hacia el mandatario.

Elecciones en Bolivia: Evo Morales llega como favorito a su votación más compleja

La polémica se remonta a 2016, cuando perdió un referéndum donde se preguntaba si la población estaba de acuerdo con reformar el artículo 168 de la Constitución para que el presidente pudiera ser reelecto de manera continua. El ‘no’ ganó con el 51,3% de los votos pero pese a ello, un fallo del tribunal constitucional lo habilitó para postularse de manera indefinida.

Morales debe hacer frente a las críticas que cuestionan la legitimidad de su candidatura. La polémica se remonta a 2016, cuando perdió un referéndum donde se preguntaba si la población estaba de acuerdo con reformar el artículo 168 de la Constitución para que el presidente pudiera ser reelecto de manera continua. El ‘no’ ganó con el 51,3% de los votos pero pese a ello, un fallo del tribunal constitucional lo habilitó para postularse de manera indefinida. El argumento fue que es un derecho humano que pueda hacerlo.

Por ello, la oposición invalida su postulación, a la vez que lo acusa de vago y autoritario. Ello no impide que Morales siga con una frenética actividad que va desde reuniones de gabinete, encuentros con jóvenes y debates con campesinos hasta viajes por todo el territorio boliviano. Además, parte como favorito para las elecciones.

Bajo el lema ‘Futuro Seguro’, el actual presidente promete estabilidad en una región cada vez más convulsa, con la crisis económica en la Argentina, las protestas de Ecuador y el lío político en Perú como ejemplos más recientes.

Dejá tu comentario