domingo 17 de noviembre de 2019

Economía |

El dólar terminó cerca de los $39 y duplicó su valor durante el 2018

El billete retrocedió 55 centavos en la última jornada hábil de 2018, pero durante el año escaló más del 105%.

El dólar minorista terminó en su última rueda hábil del año con una caída de 55 centavos y cerró en $38,85, según el promedio que realiza el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El descenso de divisa también se reflejó en el mercado mayorista, que recortó 60 centavos, a $37,70. Este mercado es donde operan bancos, grandes empresas y el Banco Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.

Producto de la corrida cambiaria iniciada en abril, durante el 2018, el billete se disparó y termina el año con un fuerte salto en la cotización de más del 105%, casi $20 más caro de lo que costaba a finales del 2017.

El billete duplicó su valor durante el año, aumentando casi $20, lo que significó una tasa de devaluación del más del 50%.

El dólar Banco Nación (BNA), que habitualmente tiene una de las cotizaciones más bajas del mercado, terminó en $38,60, 20 centavos por debajo de los niveles de la semana pasada.

Según los analistas, “la divisa norteamericana se mantuvo con tendencia débil y escaso poder de reacción en una jornada en la que no tuvo contagio de los movimientos en los mercados internacionales”.

Durante diciembre, el dólar subió apenas 4 centavos, acumulando en lo que va del año un incremento del +105,33%.

El mes había comenzado con un dólar por debajo de los $39, luego de la fuerte caída de la cotización durante octubre de casi el 12%, a causa de las medidas financieras adoptadas por el Banco Central que incluyen un sistema de control de la base monetaria y un rango de flotación cambiaria. Pero, sobre todo, debido a la fenomenal suba de tasas de interés que llegó a superar el 70%.

Con altas y bajas, en las últimas semanas de noviembre, la divisa había rebotado y volvió a cotizar cerca de los $40, recuperando parte de la caída.

Sin embargo, durante diciembre el BCRA pudo mantener estable la divisa, a pesar de ruidos en los mercados financieros y el salto del riesgo país que llegó a superar los 830 pts. récord de la gestión Cambiemos.

Por su parte, el Banco Central volvió a subastar Letras de Liquidez (Leliq) a 11 días de plazo por $ 216.931 millones, con una leve caída de la tasa de interés promedio a 59,25% con un nivel máximo adjudicado de 58,85%.

En el nuevo esquema de política monetaria que planteó el titular del Central, la tasa fluctúa todos los días.

A su vez, el Banco Central confirmó que continuará realizando diariamente subastas de Leliq a 7 días “para cumplir con la regla de crecimiento nulo del promedio mensual de la base monetaria”. Es decir, no habrá crecimiento del dinero legal en circulación como billetes y monedas y las reservas de los bancos comerciales según la norma que entró a regir.

Durante el 2018 el dólar cerró muy por arriba de la inflación, llegando a tocar récord históricos de $ 42 sobre fines de septiembre.

Sin dudas, el 2018 a sido un año donde nuestro peso (moneda local) fue el gran perdedor, con un salto del tipo de cambio de más del 100%, lo que significa una brusca devaluación de más del 50% y una inflación que se encamina a terminar el año en el orden del 47%.

Desde el 1 de enero el dólar minorista creció 105,34%, en línea con el mayorista (102,14%). Muy por arriba de la inflación acumulada hasta noviembre del 43,9%.

Desde octubre de este año, el Banco Central comenzó a aplicar una nueva estrategia para calmar al billete y estabilizar el mercado de cambios.

Concretamente, generó un sistema de bandas de flotación, que se irán actualizando y donde el BCRA se comprometió a no intervenir, de esta forma el dólar fluctúa libremente entre un techo y un piso establecido.

La “zona de no intervención” fue delimitada por el BCRA entre $ 34 y $ 44 por dólar a partir de octubre. Ese intervalo se ajustó a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se ajustará al 2% mensual a partir de enero del 2019.

Desde enero comenzará la cuarta etapa, con bandas de flotación entre $37,15 y $48,08

Si el peso se aprecia hasta perforar los $ 37, el BCRA puede salir a comprar divisas que engrosarán las reservas internacionales y decidir según las condiciones de la economía cuánto engrosar el circulante de pesos. Se trata de la única excepción al objetivo de agregados. La Base Monetaria solo podrá crecer si hay claras señales de confianza en el peso y en ese caso tendrá como contraparte un aumento de las reservas.

Por el contrario, si el mercado se vuelve a alterar y el precio se dispara quebrando el límite superior de la banda el BCRA podrá subastar hasta u$s 150 millones diarios para dotar de liquidez al mercado y prevenir oscilaciones injustificadas. Como resultado, el BCRA va a retirar los pesos que obtenga a través de los dólares y no va a inyectarlos de otra forma.

El Banco Central, informó que las reservas Internacionales finalizaron el jueves (último dato) en u$s 66.111 millones, una caída de u$s 219 millones respecto al día hábil anterior.

Sin embargo, este 2018 aumentaron casi u$s 9.960. Vale aclarar que tuvieron una fuerte variación debido a la corrida cambiaria, la disparada del dólar y los ingresos por desembolsos del FMIy los acuerdos de renovación de operaciones de swap con china, que engrosaron las reservas internacionales.

Dejá tu comentario