miércoles 13 de noviembre de 2019

Policiales |

El crimen del florista Bustos, ocurrido en Barranquitas, sumó su primer imputado

Se trata de “Jorgito”, un joven de 18 años que el jueves fue capturado por la Tropa de Operaciones Especiales. Este sábado, la fiscal del caso lo imputó por el brutal ataque armado que tuvo lugar en barrio Barranquitas.

 

Redacción Aire Digital

La fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Ana Laura Gioria, imputó este sábado a uno de los acusados de haber acribillado a balazos, en mayo de este año, al florista del barrio Barranquitas, Javier Bustos (31). Se trata de un joven de 18 años, identificado como J.E.L., alias “Jorgito”, el cual fue detenido el pasado jueves por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en un departamento de Callejón Funes al 5400.

La atribución de los hechos se dio en una audiencia que tuvo lugar en la sala I del subsuelo de tribunales donde la funcionaria le achacó la autoría del crimen y por ello lo imputó como autor penalmente responsable del delito de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego“.

No obstante ello, el próximo lunes, a horario a definir por la Oficina de Gestión Judicial, un juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) deberá definir si el muchacho transita el proceso que lo tiene imputado en prisión preventiva o con medidas alternativas.

Leer másCayó “Jorgito”, acusado de acribillar a balazos al florista en Barranquitas

El caso remonta al 5 de mayo pasado, cuando en horas de la noche -cerca de la 1.30- Bustos fue abordado por dos hombres que circulaban en una motocicleta en la esquina de Juan Díaz de Solís y su intersección con Perú. Uno de los motociclistas bajó de la moto, discutió con Bustos y al retirarse sacó un arma de fuego y disparó a mansalva contra el florista, causándole más de una docena de impactos de bala.

Bustos fue trasladado al hospital José María Cullen pero alrededor de las 4 de la madrugada los médicos constataron su deceso. Tras su muerte, se inició una investigación en la Fiscalía de Homicidios y con el devenir de la pesquisa se logró identificar a quienes habrían sido los posibles autores del brutal crimen. Por tal razón, la fiscal Gioria libró un pedido de captura para los principales sospechosos.

Tres meses después, los agentes de la TOE lograron detectar cuál era el paradero del principal investigado y donde se escondía. El jueves, a media mañana, los efectivos del cuerpo de élite ingresaron a la propiedad donde estaba “aguantado”. Tras la irrupción policial, el joven no puso resistencia y quedó a dispisición de la Justicia provincial.

Dejá tu comentario