Los trámites con el Monotributo: recomiendan asesorarse por profesionales al momento de la recategorización

Hasta el 22 de julio los monotributistas podrán realizar el trámite en Afip. Desde el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Santa Fe indicaron que “los contribuyentes deben ser asesorados por profesionales matriculados que analicen su correcto encuadre impositivo”.


 

Redacción Aire Digital

El próximo lunes 22 de julio vence el trámite de recategorización para monotributistas en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y desde el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Santa Fe brindaron recomendaciones y aclaraciones al respecto.

Destacan que “los contribuyentes deben ser asesorados por profesionales matriculados que analicen su correcto encuadre impositivo y de esta forma evitar el costo de perder beneficios, quedar excluido del régimen, perder el derecho de defensa o simplemente pagar de más, por desconocer la normativa”.

Lo que tenés que saber

El monotributo nació como un régimen simplificado para pequeños contribuyentes. Para encuadrarse en la categoría correcta, es necesario tener en cuenta los ingresos brutos acumulados, y de poseer un local u oficina, también se deben analizar la energía eléctrica consumida, los alquileres devengados y la superficie afectada.

Estar encuadrado en la categoría correcta, es responsabilidad de cada contribuyente. De lo contrario, en caso de detectar irregularidades o diferencias entre los ingresos y la categoría inscripta, la Afip aplicará multas.

La recategorización se realiza dos veces al año, en los meses de julio y enero. Hay contribuyentes no obligados a recategorizarse:

-Aquellos que no han modificado su nivel de facturación ni los demás parámetros en caso de poseer local u oficina, quienes deben permanecer en la misma categoría.

– Aquellos que recién inician sus actividades y no ha transcurrido un semestre calendario completo desde el mes en el que se inscribieron al monotributo.

Si Afip detecta que la recategorización es inexacta o se omitiera, puede realizar un procedimiento de recategorización de oficio o exclusión del monotributo.

En esos casos el contribuyente tiene un plazo para apelar la decisión del fisco, munido de la prueba necesaria.

Teniendo en cuenta el próximo vencimiento de la recategorización de monotributo a producirse el 22/07, el Colegio de graduados en Cs Económicas de Santa Fe, informa lo siguiente:

Si bien con el avance tecnológico en los sistemas, los trámites se pueden realizar en forma más sencilla, es necesario que el análisis de la compleja normativa lo realice un profesional en ciencias económicas que en base a su formación y capacitación, pueda determinar idóneamente el encuadre del contribuyente.

No basta solamente con seguir el tutorial para realizar el trámite en forma correcta y el fisco no advierte sobre las consecuencias que pueden derivarse del desconocimiento del marco normativo.

En los últimos tres años, la Afip ha emitido numerosas resoluciones que afectan el monotributo y el sistema de facturación, imposibles de ser analizadas por el ciudadano sin un asesor impositivo.

La realización de una recategorización inexacta trae aparejados numerosos inconvenientes y sanciones, entre los cuales podemos mencionar:

-Exclusión de pleno derecho del monotributo por controles sistémicos, con el consecuente alta en el régimen general de iva y ganancias. En este caso es necesario un control de los parámetros de categorización, de los consumos, compra de bienes y movimientos bancarios, por nombrar los más relevantes.

-Exclusión para contribuyentes encuadrados en la última categoría, por superar los parámetros de ingresos brutos sin tener en cuenta de realizar el control mensual considerando los 12 meses anteriores.

-Imposibilidad de apelar ante la exclusión por el desconocimiento del procedimiento y los plazos para hacerlo.

-Sanciones en el caso de que se incumpla con regímenes de información de controladores fiscales (reportes periódicos) o la utilización desmedida de métodos de contingencia:

-Restricción en las autorizaciones de CAI (código de autorización de impresión para talonarios) o CAEA (código de autorización electrónica)

-Obligación al uso de Controladores Fiscales de “Nueva Tecnología”, a los sujetos que emiten Factura Electrónica, no pudiendo emitir nuevamente comprobantes electrónicos hasta después de transcurrido un año calendario posterior desde la mencionada obligación.

-Multa del cincuenta por ciento (50%) del impuesto integrado y de la cotización previsional para los contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado que, como consecuencia de la falta de presentación de la declaración jurada de recategorización, omitieren el pago del tributo que les hubiere correspondido. Igual sanción corresponderá cuando las declaraciones juradas —categorizadoras o recategorizadoras— presentadas resultaren inexactas.

 

 

NOTICIAS DESTACADAS