El dólar volvió a caer y comenzó la semana por debajo de los $43

El billete retrocedió 64 centavos en una rueda donde predominó la oferta, en medio de las colocaciones por un total de u$s 60 millones que realizó el BCRA a cuenta del Tesoro.


El dólar minorista anotó su quinta baja consecutiva y arrancó la semana a la baja. Volvió a caer, otros 64 centavos este lunes y rompió la barrera de los $43 hasta los $42,65, según el promedio que realiza el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Por su parte, en el mercado mayorista, la divisa bajó 56 centavos a $41,62, en medio de un escenario de mayor oferta, que vuelve a quitar presión sobre el tipo de cambio. Este mercado es donde operan bancos, grandes empresas y el Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.

Leer más: Para el FMI, la economía argentina caerá 1,2% y la inflación alcanzará un 30,5%

Según los analistas, “el flujo de ingresos volvió a ser positivo, excediendo con cierta holgura la demanda por cobertura, la divisa norteamericana bajó por quinta rueda consecutiva alejándose de los máximos históricos de principios de abril”.

La fuerza de los ingresos, a los que se sumaron la subasta oficial, alimentaron el flujo de ventas y justificaron la nueva caída del dólar mayorista.

Este lunes arrancaron las ventas de u$s 60 millones diarios que autorizó el FMI para intentar calmar al dólar. Según se comprometió el Gobierno con el organismo, estas subastas diarias continuarán hasta fines de noviembre por un total de u$s 9.600 millones.

El dólar Banco Nación (BNA), que habitualmente tiene una de las cotizaciones más bajas del mercado, terminó en $42,60, 60 centavos por debajo de los niveles del viernes.

Leer más: Lagarde advierte que sería una “tontería” no respetar el acuerdo con el FMI

Hoy, el Central volvió a desdoblar la licitación y colocó Letras de Liquidez (LELIQ) por $ 198.135 millones a 7 días de plazo, con una tasa promedio de corte del 66,85%.


Así el billete marcó su sexta caída consecutiva mientras que el BCRA volvió a subir levemente la tasa de LELIQ.

Con el propósito quitarle presión al billete, el BCRA comenzó a tomar medias para impulsar alzas en las tasas de interés de los depósitos bancarios del público, para hacer más atractivas las colocaciones en pesos y atenuar la demanda de divisas.

Algo de esto, ya se empezó a notar durante la semana, los bancos comenzaron a subir las tasas que ofrecen a sus clientes por los plazos fijos, el objetivo principal del BCRA para acotar una dolarización de carteras.

Leer más: Plazos fijos online: se podrán hacer en cualquier banco y sin ser cliente

La prioridad del Gobierno es mantener el tipo de cambio lo más tranquilo posible hasta las elecciones. Para esto, la herramienta que usa el BCRA es la tasa cada vez mayor de las LELIQ, a lo que desde mediados de abril se sumarán los u$s 60 millones que venderá diariamente el Tesoro.

NOTICIAS DESTACADAS