El dólar no encuentra techo: este martes volvió a subir, llegó a los $61 y cerró en un valor récord de $58,33

Sigue la presión contra el billete, que por momentos se ubicó por arriba de los $60.


Redacción Aire Digital

Imparable. Tras la fuerte suba de ayer, el dólar vivió otro día de furia, no se detuvo y comenzó el martes superando nuevamente la línea de los $60 en las primeras horas de operaciones, sin embargo, con el correr de las horas recortó parte de la suba y terminó en $58,33, más de un peso del final de ayer, según el promedio que realiza el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

 

El dólar Banco Nación (BNA), que habitualmente tiene una de las cotizaciones más bajas del mercado, terminó en $58, un salto de $3 sobre los valores del lunes.

Por su parte, en el mercado mayorista, el billete trepó $2,80 hasta los $55,80. En una jornada de marcada volatilidad y poco volumen de operaciones.

Este mercado es donde operan bancos, grandes empresas y el Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.

A su vez, ante la incertidumbre electoral, los inversores optan por la liquidez y se vuelcan con más énfasis al dólar para poder moverse con mayor rapidez ante cualquier sobresalto político o económico.


Tras la fuerte devaluación del peso del lunes, efecto del resultado de las PASO del domingo, el peso sigue sin encontrar un piso.

El escenario de desconcierto y volatilidad es uno de los factores que vuelve a mover la aguja del riesgo país.

El indicador que muestra cuánto más tiene que pagar la Argentina para endeudarse comparado con Estados Unidos. Esta variable se disparó 68% y volvió a superar la barrera de los 1.600 puntos, hoy en máximos de hace diez años en 1.732 puntos básicos.


El billete en la “City Santafesina”

En la ciudad capital, el termómetro del dólar mostraba registros similares que el resto del país.

Luego de la apertura del mercado, a las 10, volvió a superar los $60 en algunos bancos y a las 11hs se vendía a $61 en la sucursal del Banco Nación de Santa Fe. Con el correr de las horas la divisa terminó el martes en $58,50 en casas de cambio de la ciudad.

Ayer, por momentos, las pizarras estuvieron apagadas y prácticamente no se realizaron operaciones por la incertidumbre que generó la corrida bancaria que se disparó tras las primarias que posicionaron a Alberto Fernández como el candidato como más chances para llegar a la Casa Rosada.

En la zona bancaria, el periodista Ignacio Laurenti, en el móvil de Aire de Santa Fe, cubrió la apertura del mercado cambiario este martes a la mañana. Contó que la cotización del dólar aumentó 5 pesos en 7 minutos, al pasar de una cotización de $58 a $63. 

Leer más:► Las acciones argentinas en Wall Street cayeron un 60% y la tasa de interés del BCRA subió al 74%


La estrategia del BCRA para frenar al billete

Guido sandleris, Presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA)

La entidad que conduce Guido Sandleris, subió la tasa de las LELIQ, que se ubican en el orden del 74,9%operó en los mercados de futuros, y a su vez, realizó ventas por cuenta de Hacienda y ventas propias de las reservas en el segmento de contado, para intentar detener la fuerte suba del tipo de cambio.

Al igual que ayer, la autoridad monetaria salió a vender en el mercado de contado utilizando reservas y colocó u$s 150 millones a través de dos licitaciones: una de u$s 50 millones y una última de u$s 100 millones.


En el día de ayer, el dólar subió 23% y cerró en $ 57,30, según el promedio del Banco Central, un alza de casi $ 11 con relación al viernes.

Mientras tanto, economistas y analistas de mercado esperan que en la semana se mantenga un escenario de marcada volatilidad, sin descontar que continúen los bruscos cambios en las cotizaciones tanto de los activos financieros que cotizan en la bolsa local, títulos y acciones, como así también el tipo de cambio.


Un círculo vicioso

El ajuste del tipo de cambio significará un desafío para la baja de inflación que el Gobierno había proyectado para los próximos meses.

Una suba del dólar tiene un impacto rápido en los precios de bienes como alimentos y combustibles, que deteriora aún más las proyecciones de inflación y vuelve a golpear al tipo de cambio. Sumado al riesgo electoral, se deterioran las expectativas económicas y complica el panorama, retroalimentando la incertidumbre.

Así con el brusco salto que experimentó la divisa, tras los resultados electorales del domingo, se paralizaron todo tipo de operaciones en la economía real, exacerbando la incertidumbre y generando un deterioro en el nivel de actividad que venía muy golpeado desde el año 2018.

Leer más:► Piden al gobierno que congele la actualización de los créditos UVA

 

NOTICIAS DESTACADAS