sábado 7 de diciembre de 2019
Ocio |

Diez beneficios de jugar con tus hijos: ya no se vale decir que no tienes tiempo

Además de ser un derecho infantil y de hacerlos más felices, jugar con los niños da más beneficios a los progenitores de lo que se podría pensar

Una encuesta reciente realizada por la marca de juguetes Famosa, en España, encontró que más de la mitad de los padres no dedican ni 2 horas a la semana para jugar con sus hijos.

Con ayuda de la psicóloga Alicia Banderas, crearon el decálogo #JuegaConEllos, con el objetivo de impulsar la actividades recreativas entre padres e hijos.

Banderas tiene experiencia en psicología clínica y es especialista en niños. Tiene 3 libros publicados Pequeños tiranos, Hijos felices y Niños sobreestimulados; y es muy reconocida en medios de comunicación españoles.

Es por eso que Famosa acudió a ella para encontrar los beneficios de jugar con los hijos. Conoce cuales son:

1. Muestras la mejor parte de vos

Generalmente los niños ven la parte apresurada, estresada y estricta de los padres, pero esa no siempre es la imagen que quieren transmitir a sus hijos.

Al jugar con ellos, saldrá la versión sonriente y relajada que no muchas veces llegan a conocer. Jugar con tus hijos sacará una parte de ti que quizá habías olvidado que existía por las presiones diarias.

2. Abres tu mente

La imaginación de los niños es infinita y al jugar con ellos también lo tiene que ser la de los padres. La lógica de los niños permitirá resolver problemas durante la sesión de juego de una manera divertida y puedes trasladar esas soluciones a la vida adulta.

3. Te da energía y vitalidad

Jugar con los hijos otorga una sensación de placer y vitalidad como pocas actividades. Y, como los niños nunca se cansan, te contagiarán de su energía y probablemente vuelvas a sentirte vivo después de un día pesado.

4. Aprendes a controlar tus emociones

En cierto que los niños llegan a ser muy inquietos e impulsivos, pero todavía les falta mucho por descubrir y su ritmo de vida y percepción del tiempo pueden ser más lentas.

Esa energía e impulsividad ponen a prueba la paciencia de los padres y, en un ambiente de juego y diversión, es más fácil controlar las emociones, dejando a un lado los regaños.

5. No hay mejor antiestresante

Jugar con los hijos te obliga a olvidarte del ‘mundo real’ y las responsabilidades durante un rato. En ese momento no existe el celular o las obligaciones, solo el mundo entre tu hijo y tú viviendo el aquí y ahora. No hay mejor desestresante que vivir el presente sin preocupaciones.

6. Ayuda a la armonía familiar

Siempre serás la autoridad, pero el tiempo de juego ayuda a resolver conflictos familiares del día a día. Los juegos ayudan a establecer una relación más amable y pacífica para desarticular las tensiones familiares.

7. Los juegos rompen estereotipos

Lo niños tienen una visión del mundo diferente a la de los adultos: ellos hacen posible lo imposible y jugar con ellos ayuda a enfrentar dilemas morales, desarrollar empatía y tener un pensamiento más flexible.

8. Te descubrirás a vos mismo

Como la imaginación no tiene límites, lo niños se pueden convertir en lo que quieran y tú también. Olvídate de la vergüenza y déjate llevar junto a tu hijo para revivir al niño interior.

Al jugar con tu hijo redescubrirás una faceta de ti que seguramente tenías olvidada, pero que te dará mucha satisfacción.

9. Conocerás mejor a tu hijo

Los niños descubren sus logros, progresos y capacidades durante el tiempo de juego, sobre todo en edades más pequeñas. Pasar tiempo con ellos ayuda a verlos crecer, lo que te llenará de orgullo.

10. Generas recuerdos para toda la vida

Los juguetes se olvidan fácil, pero los momentos no. Jugar ayuda a construir recuerdos felices que estarán presentes durante toda la vida. No solo en la vida de los niños, también en la de los padres.

Según vix, jugar con tus hijos no solo los hará más felices a ellos, también a vos.