sábado 16 de noviembre de 2019

Internacionales |

Día Mundial de la Epilepsia: Una oportunidad para conocer esta enfermedad que afecta a miles en nuestro país

La prevalencia mundial de la epilepsia general oscila entre 4 y 10 casos por cada 1.000 habitantes. Qué es y opciones terapéuticas por no responder a tratamientos convencionales.

La epilepsia refractaria ocurre cuando un paciente no logra controlar sus crisis tras el tratamiento adecuado con dos o más fármacos antiepilépticos, según la Liga Internacional de Lucha contra la Epilepsia.

Esta es una enfermedad que afecta a, aproximadamente, 150 mil niños y deben recurrir a opciones terapéuticas por no responder a tratamientos convencionales.

La prevalencia mundial de la epilepsia general oscila entre 4 y 10 casos por cada 1.000 habitantes, de los cuales el 60% son niños: en nuestro país representa entre 132.000 y 264.000 niños con epilepsia.

Leer más► Lula está enamorado y si sale de prisión se casará

Entre las principales causas que la originan, se encuentran anomalías congénitas, enfermedades vasculares como el infarto cerebral, infecciones, tumores, enfermedades degenerativas o lesiones.

Una de las terapias científicamente validadas para el tratamiento de estos casos es la cetogénica, que consiste en una alimentación alta en grasas, adecuada en proteínas y baja en carbohidratos.

Esta terapia mostró reducir en un 50% la cantidad de crisis en el 85% de los niños tratados, de los cuales el 55% quedó libre de convulsiones, pero en la actualidad se estima que reciben terapia cetogénica apenas el 5% de los niños con epilepsia refractaria.

Generalmente, no es un tratamiento que dure toda la vida sino que luego de unos años comienzan a introducirse distintos alimentos hasta que el paciente finalmente puede realizar una dieta normal.

Leer más► Maduro creará nueva plataforma de pagos para tarjetas de débito y crédito

Los factores estresantes más significativos para los padres son las crisis y el número de medicamentos prescriptos, mientras que la terapia cetogénica ofrece en general una reducción en la frecuencia de las crisis y, en algunos casos, el control total de las mismas, disminuyendo así las internaciones y mejorando la calidad de vida del paciente y su familia.

En la actualidad existen cuatro tipos de terapias cetogénicas: la dieta cetogénica clásica, la dieta de ácidos grasos de cadena media, la dieta modificada de Atkins y la terapia de bajo índice glucémico.

La terapia cetogénica puede incluir alimentos como crema, aceite, manteca, carnes, pollo, huevo, quesos, pescado, frutas y verduras, mientras que se restringen al máximo cereales, papas, galletitas, choclo, batata o pastas, entre otros.

También puede ayudar complementarla con fórmulas nutricionales para la preparación de las comidas, que brindan los nutrientes necesarios para poder cumplir con los objetivos del tratamiento.

Dejá tu comentario