lunes 11 de noviembre de 2019

Detuvieron a once personas en la causa por el triple crimen de General Rodríguez

Se los acusa de traficar efedrina. Más de 150 kilos de la sustancia fueron encontrados en un depósito.

Once personas fueron detenidas hoy durante quince allanamientos realizados en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, a raíz del secuestro de 150 kilos de efedrina en un depósito hace unos meses, y en el marco de la investigación por el triple crimen de General Rodríguez y el tráfico de esa sustancia a México.

Según informaron fuentes judiciales, las detenciones y los operativos fueron ordenados por la jueza federal María Servini de Cubría, y entre los detenidos hay varios empresarios y funcionarios de Aduana acusados de facilitar el traslado de la efedrina a México entre los años 2007 y 2008, trama central de los asesinatos de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón.

Hallazgo de efedrina
Once personas fueron detenidas hoy durante quince allanamientos realizados en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, a raíz del secuestro de 150 kilos de efedrina en un depósito hace unos meses, y en el marco de la investigación por el triple crimen de General Rodríguez y el tráfico de esa sustancia a México. Foto: Noticias Argentinas

La causa se reactivó nuevamente a partir del hallazgo de más de 150 kilos de efedrina hace unos meses en un depósito para guardar muebles en el barrio porteño de Belgrano.

Tras varios meses de investigación, se dispararon las órdenes de detención y los allanamientos de las últimas horas: uno de los apresados es Cristian Heredia, un profesor de educación física del club Liniers y amigo de Leopoldo Bina; y otro es Jorge Omar Lazota, un empresario de la localidad de Puerto San Julián. También fueron detenidos Ricardo Sladowski, un policía exonerado, y Carlos San Luis, que era despachante de aduana.

Hallazgo de efedrina

Se supone que por el tráfico ilegal de efedrina habrían asesinado el 7 de agosto de 2008 a Forza, Ferrón y Bina, por una presunta disputa en el negocio del tráfico de esa sustancia utilizada como precursor químico para la fabricación de drogas sintéticas. Esa investigación concluyó con las condenas a prisión perpetua de los hermanos Cristian y Martín Lanatta, y los hermanos Marcelo y Víctor Schillaci.

En 2016, la jueza Servini de Cubría se hizo cargo de la investigación ya que venía trabajando desde hacía un tiempo sobre el tráfico ilegal de efedrina.

Dejá tu comentario