martes 21 de enero de 2020
MUNDO |

Dejó morir de sed a una niña de 5 años: los detalles son escalofriantes

La mujer acusada por dejar morir de sed a la nena de 5 años que compró como esclava se convirtió al islam en 2013 y al año siguiente se unió al Estado Islámico.

Una mujer alemana vinculada al Estado Islámico es acusada por dejar morir de sed y bajo el sol a una nena yazidí de 5 años que compró como esclava en Irak.

Jennifer W., de 27 años, es juzgada por crímenes contra la humanidad, tráfico de seres humanos y tortura. Además de asesinato y pertenencia a una organización terrorista.

La acusada creció como cristiana protestante en el estado alemán de Baja Sajonia pero en 2013 se convirtió al islam. Un año más tarde, viajó a Irak para unirse al Estado Islámico.

Por todos los crímenes de los que se la acusa, podría enfrentar una cadena perpetua. Si es probada su culpabilidad en el tribunal de Munich.

 

En 2015, Jennifer patrullaba los parques de las ciudades iraquíes de Faluya y Mosul armada de un fusil automático, una pistola y un chaleco explosivo. Buscaba a mujeres que no respetaran las estrictas normas islámicas de conducta o vestimenta.

Leer más►Un alcalde humilló a una niña por su peso y generó indignación

Ese mismo año, junto a su marido que también es militante del Estado Islámico, compró a una nena como esclava procedente de una región al norte de Irak. La niña pertenecía a la minoría yazidí y fue brutalmente perseguida por el grupo terrorista.

Un día que la nena de 5 años estaba enferma, mofó su colchón, y como castigo, fue encadenada por el marido de la acusada a estar bajo el sol hasta que finalmente murió de sed. Según la madre de la menor, quien también fue comprada por la pareja, la mujer no hizo nada para salvarla.

 

Jennifer fue detenida en 2016 por los servicios de seguridad turcos en Ankara (Turquía) mientras trataba de renovar sus documentos en la embajada de Alemania y luego fue deportada a su país natal. Pero en junio de 2018 intentó regresar a Siria pero fue arrestada y ha sido mantenida bajo custodia desde entonces.

Su abogado dice que la mujer no podría haber hecho nada por evitar la muerte de la menor. Las abogadas de la madre de la víctima, entre las que están la experta en derechos humanos y derechos internacionales Amal Clooney y la ganadora del Premio Nobel de la Paz Nadia Murad, consideran este juicio como “el primero en el mundo por los crímenes cometidos contra los yazidís”, una minoría religiosa perseguida y sometida en Irak por los yihadistas desde el 2014.

Fuente la100.cienradios .com

Dejá tu comentario