Los antiguos persas ya avalaban la existencia del tercer género

Esta antigua civilización ya entendía que no solo hay “masculino” y “femenino”, sino que reconocían al menos tres géneros.


Muchas (sino todas) las culturas occidentales se han regido durante mucho tiempo bajo el concepto de que solo hay dos géneros sexuales: el masculino y el femenino. La oleada encabezada por movimientos como el LGBT+ está trayendo a las personas transgénero y a personas que pertenecen al “tercer género” al ojo público con intenciones positivas.

Sin embargo, queda un camino muy largo por recorrer antes de que sean reconocidos universalmente.

Y si bien muchos estamos acostumbrados al esquema binario de géneros, al menos una cultura antigua rompió con esta barrera hace aproximadamente 3.000 años: los persas. Persia fue una región histórica del Medio Oriente que se encontraba aproximadamente en lo que hoy conocemos como Irán.

Leer más Descubre si vivirás una increíble experiencia sexual este fin de semana

Respecto a esto, una investigación del Manhattanville College liderada por Megan Ciffarelli descubrió evidencia de que los antiguos persas ya tenían la concepción de un tercer género, una especie de intersexualidad en la que se presentan cualidades tradicionalmente asociadas a ambos géneros en vez de uno solo.

Por medio del análisis de tumbas halladas en la antigua ciudad persa de Hansalu, al noroeste de Irán, la investigadora concluye que los persas tenían una noción de un tercer género o al menos veían el género como un espectro más que una dicotomía rígida.

Los restos encontrados en estas tumbas no pudieron ser identificados exactamente según su género, por lo que debieron ser clasificados en relación con los objetos que se encontraron en las tumbas. Las tumbas que contenían armas, debían ser clasificadas como ocupadas por un hombre y, las que contenían espejos y abalorios, por una mujer.

Leer más Aprende a limpiar el cuerpo de la mala energía de tu ex

Pero la investigadora asegura que en el 20% de las tumbas se han encontrado ambas clases de objetos al mismo tiempo, por lo que podría percibirse como un reconocimiento de un sexo intermedio.

Para apoyarse aún más firmemente en su teoría, Ciffarelli realza la presencia de un grabado dorado encontrado en la ciudad en las que se pueden observar una figura con barba asumiendo diversos roles que tradicionalmente se consideraban femeninos.

Si bien la evidencia ofrecida no parece ser definitiva, sería interesante que una civilización tan antigua estuviera en paz con la posibilidad de un espectro de género en vez de la dicotomía a la que todos estamos tan acostumbrados.

¿Tú que piensas? ¿Crees que los persas tenían realmente una noción del tercer género? ¿O crees que no hay evidencia suficiente para llegar a esta conclusión?

Fuente: www.bioguia.com

NOTICIAS DESTACADAS