La tarta que se comieron las ratas, una anécdota viral de Leonardo da Vinci a 567 años de su nacimiento

Este lunes se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de una de las personalidades más innovadoras y creativas de la historia. 


Redacción Aire Digital

Leonardo da Vinci nació un 15 de abril de 1452 en Vinci, una pequeña localidad a 20 kilómetros de Florencia, cuando esa ciudad era el centro del Renacimiento, bajo el dominio de los Médici.

Para Walter Isaacson, uno de sus más recientes biógrafos, Leonardo, que no recibió una educación formal y era hijo ilegítimo de un notario y una campesina, cristaliza la capacidad de establecer conexiones entre diferentes disciplinas, como las artes, las ciencias, las humanidades y la tecnología. Es la clave de la innovación, la imaginación y la creatividad.

Leonardo casi no tuvo estudios y apenas comprendía el latín, un idioma central en su época, pero su genio se nutría de su capacidad de observación y su insaciable curiosidad. También por su capacidad por sobreponerse a los fracasos. Isaacson lo corre del lugar del genio tocado por la varita mágica, repasa sus fracasos y excentridades y la “poca importancia que le daba la hecho de ser bastardo, homesexual, vegetariano, zurdo, distraído y a veces herético“.

La anécdota de la tarta gigante de casamiento que se comieron las ratas en Milán, es una buena muestra de su carácter. La cuenta el español Christian Gálvez en un video que realizó el diario El País de España.

NOTICIAS DESTACADAS