Clarice Lispector, la autora feminista que Google amó

El buscador de internet la homenajeó con una ilustración realizada por la nieta de la escritora, Mariana Valente, quien buscó fotografías familiares para inspirarse.


En el logotipo, la ilustración muestra a la escritora, entre imágenes de su Ucrania natal y del Brasil donde vivió toda su vida, más libros, un periódico -ejerció el periodismo durante mucho tiempo, cuando había muy pocas periodistas en Río de Janeiro-, un laberinto y un transatlántico -era una ávida viajera y, además, vivió muchos años en el exterior (Nápoles; Berna; Torquay, Inglaterra y Washington) durante su matrimonio con el diplomático Maury Gurgel Valente-.

Leer más ► El reggae ya es patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

La autora de la ilustración es la nieta de la escritora, Mariana Valente, quien afirmó que el proceso de creación empezó con una “búsqueda por el archivo fotográfico de la familia”. Desde el año 2011, el Instituto Moreira Salles y el hijo menor de la escritora, Paulo Gurgel Valente, intentan incluir en el calendario cultural brasileño el día 10 de diciembre como un día de homenaje a Clarice Lispector, llamado “La hora de Clarice”.

Leer más ► La Real Academia Española dice: “guasap” si, “todes” no

Clarice Lispector fue una de las grandes voces latinoamericanas. Su escritura no se pareció a la de nadie. Bastó para probarlo con su primer libro Cerca del corazón salvaje, en 1944. Toda su obra posterior (La pasión según G.H., La hora de la estrella, el libro de cuentos Lazos de familia, entre otros), confirmó su singularidad. Entre las publicaciones más recientes de y sobre Clarice Lispector, el año pasado salió a la luz una antología de sus cartas de viaje, En estado de viaje, entre las que se cuentan las que escribió al presidente del Brasil de aquel entonces, Getulio Vargas, para pedir la nacionalidad.

También, la presentación que hace de sí misma: “Una rusa de 21 años de edad y que está en Brasil hace veintiún años menos unos meses. Que no conoce una sola palabra de ruso y que piensa, habla y escribe y vive en portugués, haciendo de su lengua una profesión y apoyándose en ella para todos sus proyectos futuros, próximos o lejanos. (…) Que desea casarse con un brasileño y tener hijos brasileños. Que, si fuese obligada a volver a Rusia, allá se sentiría irremediablemente extranjera, sin amigos, sin profesión y sin esperanza.”

Clarice Lispector en 2013.

Clarice Lispector en 2013.

Clarice Lispector es hoy un ícono feminista. Si bien durante su vida nunca se proclamó feminista y hasta fustigó al movimiento, según la crítica Natalia Batella Gotlib, lo es porque “su mirada registra los patrones de comportamiento reductores de una sociedad machista y patriarcal”. Una de las biógrafas de la escritora, Yudith Rosenbaum, sin embargo, opina que a Clarice no le hubiera gustado ser recordada como una feminista, porque no apreciaba las clasificaciones y rechazaba cualquier tipo de etiqueta.

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.clarin.com

 

 

NOTICIAS DESTACADAS