domingo 17 de noviembre de 2019

Policiales |

Criticas al fallo que condenó a tres policías del Comando de Santo Tomé

El abogado de los tres imputados dijo a Aire Digital que el fallo es “arbitrario” ya que no contempló la “labor policial”.

Redacción Aire Digital 

Claudio Torres Del Sel, el abogado particular de los tres policías del Comando Radioeléctrico que el martes fueron condenados a penas de ejecución condicional por adulterar un acta de procedimiento, criticó duramente el fallo judicial resuelto por el juez Sergio Carraro y aclaró que recurrirá a la Cámara de Apelaciones para intentar revocar dicha sentencia.

Según el letrado el fallo fue “arbitrario” ya que no contempló la “labor policial” y además pone en “riesgo a toda la sociedad”. “Creo que es un mensaje para los funcionarios policiales. Yo como abogado defensor les digo que deben tener mucho cuidado cuando actúan en lugares conflictivos como se desarrolló este procedimiento que luego terminó en un juicio”, remarcó.

El martes, el juez Carraro condenó a los agentes por distintos delitos y penas diferentes en torno. A Ruben Bustos le impuso tres años de prisión de ejecución condicional como autor penalmente responsable de los delitos de falsedad ideológica de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Leer másTres policía fueron condenados por “alterar” un acta de procedimiento

Por su parte, a Rodrigo Federico Salva y a Clara Rocío Eva Camero el magistrado los condenó penas de dos años y seis meses de prisión a cada uno tras declararlos autores penalmente responsables de los delitos de falsedad ideológica de instrumento público, encubrimiento agravado (por favorecimiento personal y por omisión de denuncia en ocasión de sus funciones) e incumplimiento de los deberes de funcionario público. 

No obstante ello, el juez resolvió absolver a Bustos como autor de lesiones graves culposas, delito que también le atribuyó la fiscal del caso, Milagros Parodi, que impulsó la causa.

Los hechos en cuestión ocurrieron el 13 de abril de 2014 cerca de la 1 de la madrugada en Maipú al 2700 de Santo Tomé. Allí, según la hipótesis de la Fiscalía, llegaron los condenados a raíz de un llamado a la Central de Emergencias 911. En esa linea, la fiscal explicó que “una de las víctimas había solicitado la presencia de personal policial femenino para que realizaran el chequeo de su hermana, momento en el cual Bustos le disparó accidentalmente con una escopeta y le provocó una lesión grave en su muslo izquierdo”.

En tanto, la funcionaria judicial indicó que tras el suceso, los agentes  “se retiraron del lugar sin brindar ayuda a la persona herida y una hora después informaron una versión falsa de lo sucedido”.

Sin embargo, para el abogado defensor, los hechos que ocurrieron fueron otros. “Los móviles cuando llegan al lugar observan a estos muchachos y le dan la voz de alto y uno se detiene y el otro sale corriendo. Uno de los funcionarios lo persigue, lo meten en el móvil policial y en ese momento los jóvenes comienzan a gritar y ahí vienen todos los familiares para intentarlos rescatar”, explicó Torres Del Sel a Aire Digital. 

“A un policía lo tomaron del cuello y por eso este efectúa un disparo con un arma anti tumulto -con balas de goma- y le pega en la pierna a uno ellos. Dado que se vieron sobrepasados, ya que tiraban piedras, se alejan del lugar. Eso fue lo que ocurrió”, agregó el abogado.

“Cuando llegaron a la Comisaría se presenta el superior que es el que hace el acta, cuentan lo que había pasado y momentos después reciben un llamado desde el Samco de Santo Tomé de que había una persona herida”, contó Torres Del Sel. “Ahí fue cuando se determinó que esa persona herida era una de las que había estado en el lugar de los hechos. Por eso se lo trasladó al hospital Cullen ya que la fiscal ordenó que se lo detenga -al herido- por atentado y resistencia a la autoridad”, destacó. Con posterioridad, la fiscal determinó imputar a los efectivos tras cotejar una serie de evidencias que le permitieron tener sospechas sobre cómo habría sido el hecho.

En esa linea, el abogado particular remarcó que el fallo es insólito. “Los que estaban robando están en su casa, tranquilos y con la causa archivada. Y los policías fueron condenados”, sentenció.

Dejá tu comentario