domingo 15 de diciembre de 2019

Policiales | Coronda | Homicidios | Marianela Brondino

El imputado por la muerte de Marianela Brondino no estaba preso el día del crimen

Así lo develó la primera jornada de debate en donde comenzó a ser juzgado Walter "Pipi" Borda, el cual tras quedar ligado a la causa argumentó que había sido detenido por otro hecho delictivo. El juicio continúa mañana.

A más de nueve años de haber muerto Marianela Brondino a causa de un arrebato que tuvo en el barrio María Selva, la Justicia provincial comenzó a juzgar este lunes a uno de los dos imputados que tiene la causa. Se trata de Walter Daniel “Pipi” Borda, un muchacho de 35 años que actualmente se encuentra detenido en la cárcel de Coronda donde purga una condena de cuatro años de prisión por venta al menudeo de drogas en una vivienda de Mitre al 7800.

El debate comenzó cerca de las 8 y tuvo lugar en la Sala I del subsuelo de tribunales. El mismo se dio ante un tribunal pluripersonal conformado por los jueces José Luis García Troiano, Susana Luna y Pablo Busaniche y del cual participan los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, Martín Torres y Andrés Marchi, y los querellantes Federico Lombardi y Agustin Roubineau. Mientras que por la defensa, Héctor Tallarico, es el abogado que asiste al propio Borda.

Leer másTras nueve años de lucha, comenzó el juicio por la muerte de Marianela Brondino

El caso cuenta además con otro imputado, pero como al momento de los hechos era menor -tenía 17 años- su causa se tramitó en la Juzgado de la Primera Nominación de Menores de Santa Fe y aguarda sentencia.

marianela brondino 1.jpg
La víctima iba hasta su casa cuando fue abordada por dos ladrones en moto.

La víctima iba hasta su casa cuando fue abordada por dos ladrones en moto.

El hecho en cuestión ocurrió el 28 de abril del 2010 en Gorostiaga al 1900. Cerca de las 20.30, Marianela regresaba a su casa en una bicicleta playera amarilla cuando fue sorprendida por dos motochorros, que a bordo de una moto Honda negra, intentaron sustraerle un bolso y causaron que pierda el equilibrio por lo que su cabeza golpeó de lleno contra el asfalto. Tras agonizar durante cinco días en el hospital José María Cullen su cuerpo no soportó más y falleció a raíz de una falla multiorgánica devenida por el traumatismo craneal sufrido por el impacto contra la calle.

Los caminos a Borda

Durante la primera jornada de juicio, pasaron por el estrado un total de doce miembros de la fuerza de seguridad que prestaron servicios en aquella época y el médico del cuerpo forense del caso, Sebastían Amud. Este último tuvo que prestar declaración ya que quien realizó la autopsia del cuerpo falleció años atrás.

Si bien las declaraciones no vincularon de lleno a Borda con el arrebato fatal, los testimonios fortalecieron una trama central de la hipótesis de la Fiscalía: que el hoy imputado, el día del hecho, no se encontraba detenido por otra causa tal como lo sostuvo cuando fue indagado ante el juez Instrucción Darío Sánchez.

BORDA 2.jpg
Borda junto con su abogado. Dijo que declarará en un tramo del juicio.

Borda junto con su abogado. Dijo que declarará en un tramo del juicio.

Por el contrario, vincularon a Borda con otro robo ocurrido el 22 de abril del 2010 en Las Heras al 7600 y que tuvo como víctima a un repartidor de garrafas de gas al cual dos hombres lo abordaron y le robaron la billetera y un teléfono celular. Justamente por aquel robo, quedó implicado el propio Borda, al cual fueron a buscar en un allanamiento del 27 de abril –en Azcuénaga al 1600- y no encontraron. Tal circunstancia descartó de lleno que el albañil estuvo privado de su libertad el día del crimen de Marianela.

De hecho, durante parte del debate, un testigo que ofició como jefe de la Comisaría Octava en 2010, recordó -por medio de actas- que Borda fue detenido el 21 de mayo -un mes después del crimen- por el robo al repartidor de gas. Dicha detención fue luego de que un juez de Instrucción emitió el pedido de captura para el albañil.

Zona liberada

Durante la primera parte del juicio también quedó evidenciado que el barrio María Selva, entre abril y mayo del 2010, fue zona liberada para que cualquier ladrón, a bordo de una moto, asalte a personas -mujeres solas en su mayoría- a cualquier hora del día.

ARBOLITO FAMILIARES DE VICTIMA.jpg
Este lunes, el arbolito de las víctimas de la inseguridad estuvo presente en el hall de tribunales.

Este lunes, el arbolito de las víctimas de la inseguridad estuvo presente en el hall de tribunales.

Es que uno de los agentes que por aquel entonces prestaba servicios en Seguridad Personal de la Unidad Regional I, explicó que en ese periodo existieron tres robos muy similares al de Marianela. Uno ocurrido en Tacuarí y Gorostiaga el 26 de abril a las 8 de la mañana y que resultó víctima un hombre; otro ocurrido el 28 de abril a las 18.30 en Huergo y Mitre y que sufrió una mujer; el de Brondino; y otro que sucedió el 14 de mayo en Huergo y Candioti. Todos con motochorros como principales protagonistas.

Venta al menudeo

La incorporación de “Pipi” Borda con la causa Brondino llegó en 2018 cuando tras una pesquisa llevada a cabo por la madre de la víctima, Graciela Peresín de Brondino, el juez Sánchez decidió llamar a indagatoria al muchacho el cual para ese entonces se encontraba detenido en la cárcel de Coronda por una causa de infracción a la ley nacional de drogas.

Por aquella causa, Borda fue condenado el 12 de febrero de este año tras un acuerdo cerrado entre la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal y la defensa Borda y que concluyó en una pena de cuatro años de prisión efectiva tras ser declarado autor penalmente responsable del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. Dicha condena fue por haber quedado implicado en un allanamiento del 9 de noviembre del 2017 donde personal de la Brigada Operativa Antinarcóticos desbarató un punto de venta de drogas en 1° de Mayo al 7800 y secuestró 37 gramos de cocaína fraccionada y lista para la venta.

Dejá tu comentario