domingo 15 de diciembre de 2019

Política | Congreso de la Nación |

Así ganan poder las mujeres dentro del Congreso de la Nación

Los cambios atraviesan a todos los partidos. Las mujeres actúan de manera mancomunada y así logran avanzar en numerosos proyectos de ley.

Las diputadas y senadoras de los distintos colores políticos probaron que, cuando actúan de manera mancomunada, son capaces de doblegar la resistencia de los hombres que, resignados o no, las “dejan hacer”. No se explicaría, si no, la aprobación de dos proyectos de ley que darán que hablar, sobre todo al mundillo masculino.

Uno de ellos –con media sanción- impone multas que van desde los $1000 hasta los $15.000 a quienes incurran en “acoso callejero”, una nueva figura incorporada al Código Penal para castigar a los que, “mediante gestos, expresiones, palabras, contacto físico indebido o arrinconamiento no consentido con connotación sexual” perturbare a una persona en lugares públicos. Estos montos trepan hasta $30.000 si la víctima fuese menor de 18 años o el autor fuere funcionario público o miembro de una fuerza de seguridad, policial o penitenciaria.

El castigo no se limita a la multa: si se aprobase la ley, el condenado deberá además realizar talleres o encuentros sobre la temática de violencia de género por un plazo no menor a los 3 meses.

La otra iniciativa que genera controversia ya es ley: es aquélla que establece un cupo del 30 por ciento en los eventos musicales. De esta manera, los eventos organizados de forma pública o privada que convoquen a un mínimo de tres artistas y/o agrupaciones en una o más jornadas o programaciones anuales deben respetar un cupo femenino de 30 por ciento. Este número abarca tanto a solistas como grupos de mujeres y mixtos. En este último caso, la composición de la banda también debe cumplir con un cupo del 30 por ciento. La autoridad de aplicación es el Instituto Nacional de la Música (Inamu), que impondrá sanciones y multas (de hasta un 6 por ciento de la recaudación de los shows) a productores, curadores, organizadores y responsables comerciales que no se adecuen a la normativa.

cosquin rock.jpg
En festivales como por ejemplo el Cosquín Rock, debe garantizarse una presencia del 30% de cantantes mujeres.

En festivales como por ejemplo el Cosquín Rock, debe garantizarse una presencia del 30% de cantantes mujeres.

“El cupo femenino está bien para los grandes festivales. Pero afecta a los miles de eventos comunitarios que se hacen todos los días en espacios sociales. Esta ley es un delirio”, opinó un diputado de Cambiemos que prefirió el anonimato para no exponerse a las críticas femeninas.

En aquella última sesión maratónica del año en la Cámara de Diputados las mujeres fueron por más. También se aprobó un proyecto, que se giró al Senado, para establecer la paridad de género en la conducción de organismos científicos. Además, se establece que se deberá promover la igualdad de derechos, oportunidades, y trato en el ingreso, formación, empleo y promoción del personal del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, garantizando “la no discriminación de género o de cualquier otra naturaleza”.

Otros proyectos

Todavía hay más: en la misma sesión se aprobó una iniciativa para que el Poder Ejecutivo lleve adelante una encuesta nacional del uso del tiempo y del trabajo no remunerado. La objetivo del proyecto es contar con una medición fehaciente sobre la cantidad de personas que destinan su tiempo al trabajo doméstico. “Los antecedentes demuestran que las mujeres destinan más tiempo que los varones al trabajo doméstico y de cuidado no remunerado y esto limita su participación en actividades económicas remuneradas, lo que restringe su acceso a ingresos monetarios y por ende, su autonomía económica”, es el argumento central del proyecto, ya girado al Senado.

En el lote de iniciativas aprobadas figuran, además, la incorporación en el Código Penal de la figura de la violencia digital contra las mujeres, como así también la obligación de los agentes de seguridad a entregar su arma reglamentaria si están involucrados en procesos por violencia familiar.

La avanzada femenina en el Congreso promete ir en ascenso. No sólo porque así lo marcará la ley de paridad de género, aprobada hace dos años; también, porque las mujeres comprobaron que a la hora de alcanzar objetivos comunes, la mejor estrategia es actuar de manera solidaria y trascender sus propias fronteras partidarias. El “bloque legislativo femenino” llegó para quedarse, aunque todavía le queda un buen camino por recorrer: en la actualidad, la mayoría de los cargos relevantes, no sólo en el Congreso, sino también en el Poder Ejecutivo y en la Justicia, están ocupados por hombres. Revertir esta situación será su próximo desafío.

Dejá tu comentario