martes 28 de enero de 2020
Salud |

Confirmaron el caso de hantavirus en el Iturraspe: la mujer ya fue dada de alta

Se trata de la joven de 30 años del norte de la provincia que a principio de este año se encontraba en terapia intensiva.

Una mujer de unos 30 años permaneció internada varios días en el hospital Iturraspe por un supuesto caso de hantavirus, enfermedad que transmiten los ratones "colilargos", que finalmente fue confirmado.

"El hantavirus fue confirmado por un segundo estudio", aseguró en diálogo con Aire Digital Adrián Berdini, subdirector del efector ubicado en el norte de la ciudad.

La mujer, que es oriunda de la zona rural de San Justo, había ingresado el jueves 26 de diciembre al efector y entre el 1 y 2 de enero fue internada en el área de terapia intensiva, pero no tuvo complicaciones. "Se planteaba que podría haber complicaciones respiratorias, pero la mujer presentó una buena evolución y ya fue dada de alta", aclaró Berdini.

En un primer momento se sospechó que la paciente se había contagiado de leptospirosis, porque proviene del Departamento San Justo que se anegó en muchas zonas con las lluvias en ese momento. Además tenía un cuadro febril, con afectación renal, hepática y algunas dificultades respiratorias. Finalmente un primer estudio advirtió que podía ser hantavirus, diagnóstico que fue confirmado por una doble serología de mayor complejidad.

Iturraspe.jpg

Hantavirus

En la provincia de Santa Fe hay entre 10 y 15 casos de hantavirus cada año, sobre todo entre personas que viven en el campo y en las islas. La cepa viral que se encuentra en esta región (Lechiguana) es distinta de la que ha provocado brotes en la Patagonia, que se llama Andes Sur.

Las personas se contagian hantavirus al respirar las partículas secas de orina y heces infectadas con el virus que dejan los ratones. Es muy frecuente que esas partículas se levanten al barrer y limpiar esa zona. El virus, además, se puede contagiar cuando hay contacto directo con la orina, las heces y la saliva de los ratones -también con mordeduras- y a partir de la contaminación de alimentos y el agua con orina y heces.

En el brote de Epuyén (34 casos confirmados y 11 muertos), que comenzó en noviembre de 2018, la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) “Dr. Carlos Malbrán” confirmó la transmisión persona a persona pero no se han dado brotes de este tipo en Santa Fe. Por eso, los pacientes se suelen aislar en los hospitales.

Prevención

“Para prevenir esta enfermedad no existen vacunas. Lo importante es mantener la vivienda y sus cercanías en condiciones de higiene, con el pasto corto, libre de residuos o elementos en desuso”, advierte el Ministerio de Salud de la Provincia.

Es importante antes de radicarse en una casa no habitada abrirla y ventilarla al menos una hora e inspeccionar si hay roedores. Al limpiar es importante utilizar guantes de goma gruesos (hay que lavarlos, aún puestos, en una solución con detergente y otra con desinfectante al dejar de usarlos).

Es clave humedecer con bastante agua antes de barrer y limpiar con paño humedecido con solución clorada, superficies, artefactos y muebles.

Las personas que acampan deben examinar el sitio que van a ocupar por si existen excretas o madrigueras de ratones y evitar dormir cerca de apiladeros de madera o áreas de basura que puedan ser frecuentadas por roedores.

Dejá tu comentario