viernes 13 de diciembre de 2019

Policiales |

Cómo intentaron evitar el juicio siete de los nueve imputados en la causa por la megaestafa de Bolsafé Valores

Desde bolsones con pañales a Casa Cuna hasta sumas mensuales de dinero para reparar el daño. Esta semana los jueces del Tribunal Oral Federal rechazaron los pedidos por lo que la causa se encamina a debate.

 

Redacción Aire Digital

A un mes de que siete de los nueve imputados en la causa Bolsafé Valores hayan intentado evitar el juicio oral y público mediante una serie de suspensiones de juicio a prueba (lo que se conoce como probation), los jueces del Tribunal Oral Federal de Santa Fe, José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría, resolvieron rechazar los planteos que fueron en parte acordados entre los abogados particulares de los acusados y el fiscal general, Martín Suárez Faisal.

 

El caso lleva siete años tramitándose en la Justicia federal de Santa Fe y desde 2017 se encuentra radicado en el tribunal de Primera Junta y San Jerónimo luego de que el fiscal N° 2 de primera instancia, Walter Rodríguez, formuló la requisitoria de elevación a juicio para Mario José Enrique Rossini, Omar Santos Francisco Rossini, María Mercedes Leiva, Marisa Laura Valdez, Carolina Fany Pavarin, Daniela Laura Reatti, Patricia Lorena Berrino, María Lorena Molinas y Miriam Analía Sabella.

Leer más►Todos a juicio: el Tribunal Oral Federal de Santa Fe rechazó los pedidos de “probation” en la Causa Bolsafé

Todos fueron procesados de haber “administrado fraudulentamente los bienes confiados en custodia al menos de 408 víctimas, ocasionando un perjuicio patrimonial global denunciado por un monto aproximado a pesos 251.000.000, a partir de continuos y habituales actos de disposición llevados a cabo desde las sedes de las empresas Bolsafe Valores SA y BV Emprendimientos” ubicadas en pleno centro santafesino -San Jerónimo y Juan de Garay-. Dicho fraude fue cometido durante el período comprendido entre el 1 de septiembre de 2003 hasta finales del mes de diciembre del 2012 cuando el caso salió a la luz.

 

Dos años después de aquella elevación a juicio, todos los imputados, a excepción de Rossino -Mario- y Miriam Analía Sabella, intentaron evitar el juicio oral y público mediante probations a través de la realización de tareas comunitarias y aportes de dinero situación que generó el malestar de los damnificados que por medio de sus abogados querellantes (Leandro Corti, Carlos Reyna y Enrique Müller) pusieron el grito en el cielo y expresaron su rechazo por medio de un comunicado difundido por una de las partes querellantes.

Leer más► Causa Bolsafé: ¿una megaestafa millonaria que puede quedar sin condenas?

El rechazo a las probation se dio a conocer durante la jornada del jueves cuando el tribunal, por medio de distintos fallos, informó la postura adoptada y no consintió la oportunidad de evitar el debate.

 

El primer rechazo fue contra Reatti, la cual es asistida por Nahuel Bay y quien había solicitado la medida alternativa al juicio tras ofrecer a modo de reparación del daño la donación “en forma mensual una provista de comidas y un bolsón de pañales a la Casa Cuna de esta ciudad, durante el plazo de 6 meses a 1 año”.

 

También se puso a disposición de la realización de tareas comunitarias en beneficio de la misma institución y por el mismo lapso, consistentes en asesoramiento administrativo y contable, la donación de una computadora completa, una impresora y algún programa básico para llevar adelante la contabilidad”. Además, se comprometió a efectuar el deposito del 25% de su sueldo por una suma no menor a 10 mil pesos durante 24 meses.

 

El mismo ofrecimiento realizó Berrino pero con la diferencia de pagar el porcentaje establecido no por 24 meses sino por 36 meses. De igual manera lo hicieron Molinas, que es defendida por Antonio Ciaurro; Pavarín, por Abel Bay, y Valdéz, también representada por Ciaurr, que a diferencia del resto ofreció el 30% de su sueldo a pagar durante 24 meses.

 

Por último, el tribunal de jueces camaristas rechazaron también la suspensión de juicio a prueba de Rossini -Omar- quien es representado por Leopoldo Luis Hilbert y el cual, a diferencia del resto de  las acusadas, no contó con el aval del fiscal Suárez Faisal, quien consideró que su rol dentro de la causa -tenía posición jerárquica dentro de la firma Bolsafe Valores S.B.S.A-  lo distingue de otros coimputados.

 

Rossini había ofrecido a parte de bolsones de pañales, entregar una suma de 30 mil pesos en 6 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de $ 5.000 a Casa Cuna. No obstante ello, ante el rechazo del fiscal, el imputado redobló la apuesta y amplió su ofrecimiento con la entre mensual de $ 10.000 por el lapso de 24 meses pero también terminó siendo rechazado por el representante del Ministerio Público Fiscal y ahora por el propio tribunal.

 

 

Dejá tu comentario