domingo 15 de diciembre de 2019
Ocio |

Cómo hacer vainillas caseras para la merienda de los chicos

Son fáciles, económicas y es un placer mojarlas (a escondidas) en la leche

Son clásicas en la merienda de los chicos y todos las hemos disfrutado durante nuestra infancia. ¿A quién no le gusta mojarlas en la chocolatada? Las prepararemos con ingredientes que seguramente tengamos en la alacena. Son fáciles y económicas: ¡hoy preparamos vainillas!

Receta de vainillas caserasIngredientes para hacer vainillas

(unas 40 vainillas)

  • 250 g de harina 0000
  • 8 huevos
  • Esencia de vainilla
  • 200 g de azúcar común
  • Azucar impalpable (cantidad necesaria)
  • Agua

Cómo hacer vainillas paso paso

  • Lo primero que hacemos es separar las claras de las yemas. Batimos las yemas con la mitad del azúcar y agregamos el extracto de vainilla al gusto hasta obtener una preparación amarillo pastel.
  • En otro bowl, montamos las claras con el resto del azúcar buscando merengarlas (pero sin que lleguen a hacerse merengue).
  • Luego lo integramos al preparado anterior suavemente con ayuda de una espátula en movimientos envolventes.
  • Tamizamos la harina (este paso hay que realizarlo si o si) y la agregamos al preparado de las vainillas caseras suavemente, en forma de lluvia lenta y batiendo también con tranquilidad para que no queden grumos.
  • Volcamos la mezcla dentro de una manga pastelera
  • Sobre una fuente cubierta con papel manteca vamos armando tiras de 9cm de largo y 3 de ancho aproximadamente, teniendo en cuenta de dejar una distancia respetable entre cada una de ellas.
  • Rociá las tiras con un poco de agua (desde un rociador estaría muy bien) y luego espolvoreá con azúcar impalpable
  • Lleva a horno moderado precalentado durante 10 minutos o hasta dorar levemente.
  • Es importante realizar las vainillas separadas una de la otra para que no se peguen porque en el horno se expandirán e inflarán un poco y si no será complicado separarlas.

Info extra:

  • Las vainillas son también denomidas "biscuits a la cuillere". La traducción de este nombre francés es "Biscuit a la cuchara" y se debe a que el procedimiento es como el de un biscuit (pionono o arrollado) y "cuchara" porque antiguamente las elaboraban con una cuchara, cargándola de mezcla y colocándola de perfil hasta lograr la forma que aún hoy conservan. Actualmente disponemos de mangas para elaborarlas, como así también de placas que ya vienen con un surco levemente marcado para que mantengan su forma.
  • Las esencias y ralladuras las agregamos siempre en la parte grasa de la receta (es decir, cuando batimos mantequilla, cremas o yemas usualmente) porque las grasas absorben mejor los sabores y los concentran más para percibirlos en el producto final.