sábado 16 de noviembre de 2019

Colón | Colón

Superliga: Colón fue superado en Avellaneda y cayó sin atenuantes ante Independiente

El Sabalero no pudo hacer nada ante un Rojo que no le dio chances en todo el partido. El local ganó por 2-0 por los goles de Lucas Acevedo (en contra) y de Silvio Romero.

Por Lucas Otero

A pesar de un buen comienzo, Colón no sostuvo a lo largo de los minutos la intensidad que demostró al comienzo del encuentro. En los primeros minutos, el Sabalero tenía controlada la mitad de la cancha y se aprovechó de la confusión inicial de Independiente que, con el correr de los minutos, tomó las riendas del partido e impuso sus condiciones de juego.

Leer más► Vélez se impuso sobre Newell’s y consiguió su primer triunfo en la Superliga

Lucas Romero, Pablo Pérez, Sánchez Miño y el aporte de Domingo Blanco inclinaron las acciones para el lado del local y desde allí todo el partido fue para el Rojo, quien tenía en Sebastián Palacios a su jugador más incisivo y peligroso. El mediocampo del Sabalero no llegaba a cubrir espacios y la defensa debía salir a apagar incendios.

Los dirigidos por Sebastián Beccacece presionaban la salida del Rojinegro y provocaban el repliegue en campo propio de los de Pablo Lavallén. El Sabalero no jugó cómodo y el arco de Martín Campaña le quedó muy lejos. Para colmo, la diferencia en el juego se iba a ver graficada en el marcador con un gol en contra de Lucas Acevedo. El central de Colón saltó para marcar a Alexander Barboza pero terminó cambiando el rumbo del balón que terminó en la red del arco de Leonardo Burián.

A partir de allí, el dominio del Rojo fue absoluto. Colón tenía el desafío de demostrar algo de la actitud que sacó en los último partidos.

En el complemento. Independiente continuó con la intensidad de la primera parte para presionar y atacar. El Rojo ponía muchos hombres en ataque y Colón, por momentos, jugó para seguir vivo en el partido.

De no ser por Leonardo Burián, el Rojo pudo haber estirado la ventaja en varias ocasiones. El “Cachorro” fue vital para mantener vivas las aspiraciones de un Sabalero que la pasaba muy mal en Avellaneda. Desde el banco, Lavallén decidió desarmar el mediocampo colocando a Mauro Da Luz en lugar de Matías Fritzler, pero el cambio no hizo más que abrirle los caminos a un Independiente que iba con furia en busca del segundo gol.

Las apariciones de los laterales de Independiente fueron claves para que el equipo de Beccacece encuentre los espacios para atacar. La labor de Fabricio Bustos, por el sector izquierdo defensivo de Colón, produjo varias oportunidades de gol para el local. Pero en su mayoría fue Leonardo Burián, figura indudable del partido, quien se encargó de evitar otra caída de su arco.

Recién con la salida de Lucas Romero de la cancha, Colón pudo encontrar un alivio en el partido. La salida del volante central del Rojo descompensó a Independiente que se mostró desordenado por momentos y el Sabalero se le animó. De todas formas, sobre el final, Silvio Romero aumentó la ventaja a través de cabezazo a escasos metros del arco de Burián que ya no pudo hacer nada para evitar el segundo tanto del local.

A pesar del desorden de estos minutos, Independiente supo aguantar la ventaja y se quedó con los tres puntos. Unidades que eran claves para Colón.

La derrota fue merecida. En cuanto al resultado dio la impresión que quedó corto con lo que fue el desarrollo del juego. Pero más allá de haber perdido, lo preocupante de este partido del Sabalero en Avellaneda fue que volvió a mostrar esa versión carente de agresividad y espíritu para intentar quedarse con los puntos. La actuación del equipo de Lavallén volvió a mostrar una versión de equipo que ni el hincha ni el entrenador desean ver.

Temas

Dejá tu comentario