Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

La semillas de chía se han convertido en un alimento muy popular, y no es difícil entender por qué, pues tiene increíbles beneficios.


Redacción Aire Digital

Puede que las hayas probado o no, pero de seguro has oído hablar de las semillas de chía en cientos de oportunidades. Eso se debe a que son consideradas un superalimento por sus increíbles beneficios.

Así de pequeñas como se ven, las semillas de chía pueden ser las mejores aliadas a la hora de retrasar el envejecimiento, bajar de peso, mejorar los niveles de colesterol, calmar el dolor y limpiar el cuerpo. ¡Todo eso y mucho más esconde en su interior este alimento!

En este artículo te explicaremos por qué la chía ha ganado tanta popularidad en el último tiempo, te detallamos sus beneficios y te explicamos cómo consumirla de forma adecuada.

Qué son las semillas de chía

Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

La palabra chía proviene del idioma maya, y quiere decir “fuerza”. Es que esta pequeña semilla, de alrededor de un milímetro de diámetro, es originaria de centroamérica. Las culturas originarias de estos países la usaban como base de su alimentación. No es de extrañar: ya hace miles de años la civilización había comprendido que la chía tenía múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

Las semillas de chía provienen de una planta con flores, perteneciente a la familia de la menta. Son ovaladas y grises con manchas blancas y negras y se caracterizan por ser hidrófilas, es decir, que absorben hasta 12 veces su peso en líquido cuando se empapan.

Al hidratarse, además, desarrollan un recubrimiento con una textura gelatinosa que es muy característica de este alimento.

La planta de chía se ha cultivado durante milenios en la zona de centroamérica. Actualmente, el descubrimiento y popularización de sus cualidades nutricionales las ha convertido en un alimento famoso en todo el mundo.

10 beneficios de las semillas de chía

Según bioguia seguramente te estés preguntando por qué se dice que estas semillas son tan maravillosas. Pues la respuesta está en estos diez beneficios que detallamos a continuación. Lo mejor es que puedes aprovecharlos con solo incorporar las semillas a tu dieta.

1. Generan saciedad y ayudan a bajar de peso
La chía tiene una enorme cantidad de fibra. De hecho, se considera que una sola cucharada diaria aporta el 20% de la fibra que necesitas para todo el día.

Es por eso que consumir chía ayuda a que sientas mayor saciedad, por ejemplo, si la agregas en tus comidas. Eso te permitirá bajar de peso más rápidamente y casi sin darte cuenta.

2. Mejoran el funcionamiento del sistema digestivo
Por el mismo motivo, es decir, su alto contenido en fibra, la chía es un perfecto prebiótico. Esto significa que colabora en gran medida a que el sistema digestivo funcione correctamente. Previene así problemas como el estreñimiento y las flatulencias, pero además ayuda a que el alimento se sintetice correctamente y todos los nutrientes lleguen donde se requiere.

3. Previenen el envejecimiento
Las semillas de chía también son ricas en antioxidantes. Tanto así que, según estudios, detiene el 70% de la actividad de radicales libre en el organismo. El resultado es que se evita en gran medida el envejecimiento celular y las señales del paso del tiempo en el cuerpo.

Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

4. Alivian el dolor articular
Por otra parte, este pequeño alimento aporta una enorme cantidad de ácidos grasos omega 3, que tienen propiedades antiinflamatorias. Por este motivo, la chía se convierte en un remedio natural excelente para aliviar el dolor articular.

También es ideal incorporarla a la dieta si eres propenso a sufrir lesiones en ciertas áreas, como las rodillas, o si tienes problemas como artritis y la artrosis.

5. Son energéticas
Además, ayudan a sentirse con más energía. Esto se debe a su enorme contenido de nutrientes y vitaminas, que ayudan a que todas las funciones del cuerpo se ejecuten de manera sencilla.

En especial, es muy importante el aporte de vitaminas del grupo B que facilita esta semilla.

6. Mejoran la diabetes
Según un estudio del European Journal of Clinical Nutrition, la chía tiene la capacidad de mejorar los niveles de azúcar en sangre, lo cual resulta súper beneficioso para las personas que padecen diabetes crónica.

7. Fortalecen el pelo y mejora el aspecto de la piel
Como si no fueran suficientes beneficios, incorporar la chía a tu dieta también puede mejorar tu aspecto físico. Esto es porque su alto contenido en omega-3 favorece el crecimiento y el brillo del pelo, y hace que la piel se vea mejor.

8. Ayudan a la hidratación
Como dijimos al comienzo, estas semillas pueden captar y retener hasta 12 veces su peso en agua. Por eso son ideales para mantener una buena hidratación, especialmente si eres de las personas a las que le cuesta beber ocho vasos de agua al día.

9. Permiten ganar masa muscular
Además de fibras, las semillas de chía también son una increíble fuente de proteínas vegetales. Esto es ideal para quienes hacen mucho ejercicio y buscan ganar masa muscular. Pero más aún para los que llevan una dieta vegana.

Por otra parte, el aporte energético mejora el desempeño general del sistema locomotor, por lo que es tan recomendada para deportistas.

10. Son depurativas
Finalmente, la chía logra eliminar líquidos y toxinas de nuestro organismo, por lo que es ideal para incorporar a dietas detox. Cuando sientas que necesitas con urgencia una limpieza interior, consúmelas y disfruta.

Cuidados al consumir semillas de chía

Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

La semilla de chía es tan saludable que casi no hay contraindicaciones con su consumo. Eso sí: como todo en esta vida, el exceso puede hacer mal. De hecho, comer más de 30 grs. al día (aproximadamente tres cucharadas) puede hacer que muchos de sus beneficios se den vuelta.

Es que su enorme aporte en fibra es saludable, pero si nos pasamos puede provocar gases y diarrea.

Especial cuidado deben tener las personas que padecen diabetes. Si bien la chía es beneficiosa para ellos, en algunos casos puede alterar el funcionamiento de otros medicamentos. Por eso, si se toma cualquier medicación de forma regular (y en especial las personas insulino dependientes) deben consultar a un médico antes de empezar a consumir este alimento.

Cómo comer las semillas de chía

En primer lugar, debes saber que lo más recomendable es hidratar las semillas de chía antes de comerlas. Esto potencia sus propiedades, y además hace más fácil su incorporación para nuestro cuerpo.

Si por algún motivo no puedes hidratarlas antes de comerlas (por ejemplo, porque no tienes tiempo), de cualquier modo, puedes consumirlas. Pero procura entonces comer menos cantidad, y masticar mucho y lento. Esto ayudará a que las semillas se hidraten con tu propia saliva y resulten fáciles de digerir.

A continuación, te damos algunas ideas sobre cómo incorporar chía a tu dieta para convertirte en una persona súper sana.

Semillas de chía: lo que tienes que saber sobre el alimento del que todos hablan

1. Agrega chía a los batidos
Los batidos de frutas y verduras son lo mejor que puedes beber para depurar el organismo.

Además, el propio batido se encarga de hidratar las semillas, por lo que no tienes que hacer nada más que agregar una cucharada de chía y esperar cinco minutos para tomarlo.

2. Ideal para el desayuno
Si tienes por costumbre beber leche o tomar un yogur por la mañana, esta es tu oportunidad de convertir tu desayuno habitual en uno súper nutritivo. Solo tienes que agregar una cucharada de chía en tu taza.

Conseguirás que un desayuno simple se vuelva híper proteico y fibroso. ¡Perfecto para comenzar el día con energía!

3. Agrega chía a tus ensaladas
Si te importa llevar una alimentación sana, seguramente comes ensalada todos los días. Si quieres que estas satisfagan aún más, que sean deliciosas y saludables, entonces solo tienes que agregarles una cucharada de chía hidratada.

¡Toda la fibra que necesitas!

4. Agrega chía a tus sopas
Finalmente, si ninguna opción de las anteriores fue de tu agrado, no podrás resistirte a esta. Simplemente, agrega una cucharada de chía a tus sopas. Si hace frío, un plato de sopa caliente es la mejor entrada.

Además de aportarte todos sus beneficios, es mucho más sano que agregarle fideos, y te dará una saciedad similar. ¡No necesitas mucho más que esa taza de sopa caliente para estar satisfecho!

NOTICIAS DESTACADAS