Cultiva tus propios alimentos con esta bella huerta en tu ventana

Cultiva tus propios alimentos con esta bella huerta en tu ventana

En las grandes ciudades, contar con un jardín en casa puede ser un verdadero tesoro. Conoce cómo hacer un huerto en tu ventana.


Redacción Aire Digital

En las grandes ciudades, contar con un jardín en casa puede ser un verdadero tesoro. Muchos apartamentos y pequeñas casas no tienen espacio para cultivar en la tierra, pero eso no es para nada un impedimento para tener un pequeño huerto en casa.

Existen aromáticas y algunos alimentos que no necesitan tanto espacio para crecer. De hecho, ¡con una ventana es suficiente!

Qué puedes cultivar

Hortalizas de hoja (como lechugas)
Toleran cierta sombra. Son ideales para las orientaciones al norte, pero deberás cuidarlas del exceso de sol.

Hortalizas de raíz (como remolacha, ajo y cebolla)
No necesitan mucho espacio y toleran cierta sombra. Las más recomendadas son las orientaciones este o norte.

Aromáticas
El orégano, el romero y el tomillo son ideales para las ventanas que tienen una orientación hacia el sur.

El cilantro y la albahaca necesitan mucha luz y más riego.

La menta y el perejil toleran bien la sombra.

Flores comestibles
También pueden crecer con facilidad en las ventanas y las puedes incorporar a tus ensaladas. Un buen ejemplo es la caléndula.

Cultiva tus propios alimentos con este bello huerto en tu ventana

Lo que debes tener en cuenta

LA SEGURIDAD ANTE TODO
Es muy importante que fijes bien las macetas para que no se caigan. Para crear un sistema de protección, solo debes colocar una barra que contenga tus plantas. Puedes ver cómo hacerlo en el video que compartimos arriba.

RIEGA EN ABUNDANCIA

Si tienes una ventana que recibe mucha luz solar, riega cuando el sol se haya ocultado. De esta manera las plantas podrán hidratarse por la noche del agua que se evapora con el sol y el viento.

Pero si tu ventana tiene más sombra, debes regar por la mañana temprano. Hacer esto evitará que el agua enfríe las raíces en exceso durante la noche.

Una buena idea es usar macetas de autorriego, que son las que tienen una reserva de agua que las raíces absorben.

USA FERTILIZANTE
Puedes usar algo que sea a base de algas o humus líquido. Esto sirve para evitar el agotamiento de nutrientes y darle más tiempo de vida al sustrato, pero de forma progresiva.

RENUEVA EL SUSTRATO

Según bioguia una vez que coseches los alimentos o plantas de temporada, renueva tanto el suelo como las plantas.

Si tienes cultivos perennes, busca macetas más grandes para cambiarlos al cabo de un tiempo.

NOTICIAS DESTACADAS