Un extraño destello en el cielo: ¿de dónde llega la luz más lejana del Universo?

Aurora boreal en Noruega.

Todas las posibilidades que hay de recibir una extraña luz del Universo tienen su respuesta en la ciencia. Hasta el momento, ningún “platillo volador” ha aparecido orbitando la Tierra y lanzando luces desde las ventanas de su nave. Éstas son las luces del Universo.


Redacción Aire Digital

Cuando el matrimonio Hill regresaba de su viaje a Canadá por la ruta 3, al norte de Woodstock, en Estados Unidos, dijeron que tras ver una luz brillante en el cielo, parecida a una estrella, fueron abducidos por una nave alienígena.

Desde ese momento en los años ‘60, allá en Estados Unidos y hasta el año pasado, acá en Argentina, cuando un estanciero llamado Eduardo dijo ver luces en el cielo en un campo aledaño de Villa María, en Córdoba, las historias de extraños destellos en el cielo que se dicen podrían venir de una nave extraterrestre, fueron miles. Pero ninguna pudo comprobarse. Ni siquiera el tan famoso y verosímil relato de los Hill.

El matrimonio Hill mostrando la supuesta nave que los secuestró.
El matrimonio Hill mostrando la supuesta nave que los secuestró.

Comúnmente, las luces que se conocen en el cielo y que iluminan los días y noches llegan del Sol, la Luna y de la infinidad de estrellas que hay en el firmamento. Pero ¿es esa la única luz que se expande en el Universo? Si hay otras ¿por qué no las vemos? ¿De dónde provienen? ¿Es posible que salgan de las ventanitas de las naves extraterrestres?

Leer más ► Mochileros astronómicos: se fueron de Venezuela a vivir los fenómenos más increíbles del Universo

Las únicas luces que el ojo humano puede ver a simple vista es la llamada “luz visible”, que se encuentra en el centro del espectro electromagnético (nombre genérico de la luz), entre el infrarrojo y las luces ultravioletas.

Las luces de colores son las luces visibles por el ojo humano.
Las luces de colores son las luces visibles por el ojo humano.

Las luces de una nave espacial alienígena deberían encontrarse entre estas dos para que pudiésemos percibirlas. De lo contrario, no podríamos verlas, excepto que tengamos un equipo especial.

La luz más antigua que alcanza la superficie de la Tierra, cuando todo se encuentra a oscuras, tiene una explicación científica y remota a los orígenes del Universo.

Leer más ► Iban en la ruta cuando fueron sorprendidos por un enorme meteorito

Esta luz, abandonó el final -o principio- del Universo visible hace unos 13.800 millones de años. La gran explosión (Big Bang) liberó a la luz del lastre de la materia que se encontraba concentrada en ese famoso punto diminuto que estaba en el mal dicho “principio de todo”. En ese momento, el Universo se enfrió lo suficiente para volverse transparente, o “visible”. De no adquirir esa transparencia, el Universo no habría sido visible, ya que todo lo que se conoce es posible gracias a que la luz viaja por ese espacio.

Los fotones (partículas de luz) emitidos tras la explosión del Big Bang que liberó a la luz son los que hoy nos llegan en forma de microondas y se denomina radiación de fondo de microondas. Es la luz emitida en la etapa más temprana del universo a la que tenemos acceso ya que antes del desacoplamiento el universo era opaco. Esta es la foto más antigua del Universo, cuando apenas tenía unos 380.000 años de edad.
Los fotones (partículas de luz) emitidos tras la explosión del Big Bang que liberó a la luz son los que hoy nos llegan en forma de microondas y se denomina radiación de fondo de microondas. Es la luz emitida en la etapa más temprana del universo a la que tenemos acceso ya que antes del desacoplamiento el universo era opaco. Esta es la foto más antigua del Universo, cuando apenas tenía unos 380.000 años de edad.

Allí donde la luz no puede atravesar algo, la ciencia se vuelve completamente ciega y apela a las teorías. Es lo que sucede en la pared del Universo, la superficie de última dispersión o radiación cósmica de fondo de microondas.

Esta última es la que envía a todo el espacio la primera luz, la más antigua de la historia de este Universo. La que llega por igual a cada rincón, sea la civilización que sea.

Leer más ► Aseguran que “todo el universo podría acabar tragado por un agujero negro”

Gracias a la luz que le permitió a los telescopios más desarrollados del mundo investigar los confines del Universo, los científicos han podido rastrear la inmensidad en busca de galaxias, cúmulos galácticos y la materia y antimateria que llena por completo el cosmos.

Nuevos mundos, similares al nuestro, han sido descubiertos pero sin evidencia científica de que puedan albergar vida tal y como la conocemos. Esto es, por ejemplo, el caso de planetas con condiciones similares a la Tierra pero que se encuentran fuera de la zona habitable, donde la radiación del Universo y el calor del plasma solar no permiten que absolutamente ningún ser como los que conocemos pueda sobrevivir. Ni virus, ni bacterias, ni nada.

En el 2017, el Telescopio Espacial Hubble de la NASA, a través de su Cámara Avanzada de Imágenes (ACS), registró una impresionante foto que la agencia espacial de Estados Unidos (EEUU-USA) compartió en su página web oficial.
En el 2017, el Telescopio Espacial Hubble de la NASA, a través de su Cámara Avanzada de Imágenes (ACS), registró una impresionante foto que la agencia espacial de Estados Unidos (EEUU-USA) compartió en su página web oficial.No son estrellas, son galaxias.

Estos telescopios, naves y satélites de las agencias espaciales de la Tierra han investigado durante años la posibilidad de nuevos mundos.

Leer más ► A simple vista parece una estrella más, pero en realidad son miles de soles apretujados

Según el Índice de Objetos Lanzados al Espacio Exterior, elaborado por la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (en inglés, Unoosa), hay 4.921 satélites orbitando -y vigilando- la Tierra en la actualidad, de los cuales unos 2.300 están en pleno funcionamiento.

La simulación muestra la cantidad de satélites que rodean la Tierra y la basura espacial que dejaron durante los años.
La simulación muestra la cantidad de satélites que rodean la Tierra y la basura espacial que dejaron durante los años.

La tecnología espacial de estas agencias es capaz de detectar lo que rodea nuestra Tierra, incluso la llegada de naves extrañas, mediante todos los tipos de luz que existen e incluso, con las ondas gravitatorias predichas por Albert Einstein a principios del siglo XX y corroboradas por los científicos en febrero del 2016.

Tan solo los fenómenos más violentos del universo producen ondas gravitatorias susceptibles de ser detectadas. Objetos muy masivos sometidos a fuertes aceleraciones o cuerpos masivos no homogéneos rotando a gran velocidad.  Los sucesos del Universo que resultan muy difíciles de hallar de forma directa porque no arrojan luz, pueden emitir ondas gravitatorias en ocasiones.

Leer más ► Este video muestra el monstruoso tamaño del Universo

En el 2016, llegaron por primera vez a la Tierra ondas gravitacionales.  Desde entonces, no solo se puede ver el Universo, también se puede “escuchar”.

El anuncio de la primera detección de ondas gravitacionales, ocurrido en febrero de 2016, fue histórico. Por primera vez se confirmó directamente que estas distorsiones del espacio-tiempo predichas por la Relatividad de Einstein eran una realidad.
El anuncio de la primera detección de ondas gravitacionales, ocurrido en febrero de 2016, fue histórico. Por primera vez se confirmó directamente que estas distorsiones del espacio-tiempo predichas por la Relatividad de Einstein eran una realidad.

Hasta ahora, la exploración de este Universo cuenta con todas estas herramientas ¿Y si hubiese otro Universo distinto? Los extraterrestres, ¿podrían llegar desde aquel lugar?

Salir de este Universo no es tan fácil. La pared del Universo es extremadamente densa y caliente, con una temperatura inimaginablemente caliente. Pero de todos modos, no tenemos certeza de qué estarían hechos estos seres.

Leer más ► Descubren 18 exoplanetas de un tamaño similar a la Tierra que podrían desarrollar vida

Lo cierto es que las luces y sonidos que llegan del gigante monstruo que es el cosmos siempre tuvieron una explicación. Pertenecen a fenómenos como explosiones de estrellas, pasos de cometas o anomalías en los instrumentos.

Uno de los fenómenos más extraños del Universo son las Auroras Boreales o Australes (depende si se las observa en el norte del planeta o en el sur). La aurora boreal es un fenómeno natural que sucede cuando las partículas solares chocan con el campo magnético de nuestro planeta.
Uno de los fenómenos más extraños del Universo son las Auroras Boreales o Australes (depende si se las observa en el norte del planeta o en el sur). La aurora boreal es un fenómeno natural que sucede cuando las partículas solares chocan con el campo magnético de nuestro planeta.

Todas las llegadas del espectro electromagnético a la Tierra, es decir, de la luz, se respaldan en estos eventos. Ningún Objeto Volador No Identificado ha lanzado una luz “no identificada”.

La luz que emiten los sucesos del cosmos es la única que nos acompaña.

NOTICIAS DESTACADAS