miércoles 5 de agosto de 2020
Salud y Ciencia | pandemia | Coronavirus | servicios

La pandemia expuso las desigualdades sociales en Argentina

Así lo aseguró la socióloga María Maneiro en diálogo con Aire de Santa Fe. Hoy el coronavirus llegó a los barrios populares y las inequidades aumentan el peligro de sus habitantes frente al virus.

El coronavirus amenaza a todos, pero no por igual. El avance de la pandemia en los barrios populares expuso las desigualdades sociales que existen en esos sectores y que aumentan el peligro de sus habitantes frente al virus. La socióloga e investigadora del Conicet, María Maneiro, explicó en Aire de Santa Fe cómo esta emergencia sanitaria expuso la vulnerabilidad social de las periferias.

En una charla con Luis Mino en Ahora Vengo, Maneiro recordó que la pandemia en nuestro país tuvo distintos estadíos en relación a las fracciones sociales de clases. "Si bien comienza en grupos socioeconómicos de clase media alta, poco a poco fue cambiando a trabajadores y estamos ahora en un momento de gran preocupación", dijo la docente de la UBA que hoy se encuentra investigando el desarrollo de la pandemia en el Gran Buenos Aires. Allí en las últimas semanas los infectados se multiplicaron luego de que el coronavirus ingresara al barrio Padre Mujica en CABA, más conocido como Villa 31, y a Villa Azul en el municipio de Quilmes.

image.png
Tras la confirmación de casos en Villa Azul, se activó un operativo de asistencia sanitaria, alimentaria y seguridad en el lugar.

Tras la confirmación de casos en Villa Azul, se activó un operativo de asistencia sanitaria, alimentaria y seguridad en el lugar.

"Esto plantea preocupaciones que quienes trabajamos en Ciencias Sociales tenemos desde siempre, pero que esta pandemia las pone más en evidencia: el problema de la desigualdad social", señaló Maneiro en relación a las inequidades en el acceso al hábitat, a los servicios, como la red de agua potable, y la salud.

Leer más►Por qué el coronavirus plantea una "nueva normalidad" en occidente

En este sentido dijo que en los barrios vulnerables el riesgo al contagio del coronavirus es preocupante porque en estos asentamientos la posibilidad de distanciamiento social, de evitar aglomeramientos, de mantener aislamientos individuales y de higienizarse, siguen siendo un problema "tremendo".

En los barrios vulnerables el riesgo al contagio del coronavirus es preocupante.

Describió entonces que se trata de lugares en los cuales "hay un basurales en todas las cuadras, construcciones habitacionales de materiales poco sólidos, accesos a agua no extendido o con poca presión, hay un 70% de las personas que no tiene trabajo estable y un 70% que no terminaron la escuela secundaria y tienen acceso desigual a recursos culturales. Esto hace que sea complicado trabajar con estos barrios y hay que pensar ahora una soluciones de corto plazo y tenemos que también después pensar en soluciones a largo plazo", sentenció la especialista.

La entrevista a María Maneiro

Embed

A esto también se suma la estigmatización social que atraviesa a estos barrios populares. Maneiro comentó que existen investigaciones que confirmar que por solo habitar en la periferia, las personas tienen dificultades para el acceso a bienes y servicios, trabajos y políticas para ejercer mayores derechos. Y explicó que el sentido común lleva a transformar las desigualdades sociales en miedo al diferente, al distinto, al más vulnerable, poniendo el acento en los peligros; en lugar de plantear la preocupación de cómo disminuir esta brecha para vivir en una sociedad con derechos igualitarios para todos. "Este es un aspecto que merece ser revisado por la Sociología para entender cuáles son las responsabilidades sociales de cada uno y cuáles san las modalidades de construcción de un tipo de sociedad donde prime la solidaridad y no el temor", comentó.

Maneiro relató que muchas personas que no están infectadas y que viven en estos barrios donde hubo casos de coronavirus tuvieron que pedir certificados a las autoridades sanitarias de que no tenían síntomas de la enfermedad para presentarlos en sus trabajos. "Se juntan preocupaciones de distinta índole. La propia población que tiene miedo de ser contagiada porque está viviendo dentro de un foco en relación estrecha con vecinos que se han contagiado. Y también la del resto de la sociedad que los mira con sospecha. Lo que decimos es que tienen que primar la solidaridad, la colaboración y el criterio médico de quién es el que puede decir quién necesita o no el test", agregó la especialista.

Pero dejó en claro que la movilidad del virus es "absolutamente inversa" ya que las transmisión comenzó en los centros y se expandió a las periferias."Es muy particular la forma en que aparecen en el sentido común los miedos a los contagios cuando los contagios hoy se dan de manera inversa a lo que la población cree. En este momento no hay salida de contagios desde los barrios hacia la ciudad formal, sino todo lo contrario", recalcó.

Dejá tu comentario