martes 18 de febrero de 2020
Ciencia | NASA | Astronomía | asteroide

"Dios del caos", así llaman al asteroide que pasará más cerca que la Luna el 13 de abril del 2029

Un asteroide potencialmente peligroso pasará por la Tierra más cerca de lo que está la Luna de nosotros. Sin embargo, no impactaría, aseguró la Nasa. Lo llaman el "Dios del Caos".

El asteroide Apophis 9942, también conocido como el "Dios del caos”, pasará rozando la Tierra el 13 de abril del 2029. Se trata de un cuerpo celeste de 340 metros de ancho, descubierto en el año 2004. Según informó Meganoticias Ciencia, astrónomos de todo el mundo están atentos a esta enorme roca que pasaría a tan solo 30 mil kilómetros de la Tierra, una distancia a la que se encuentran muchos satélites geoestacionarios. Sin embargo, la Nasa, que confirmó la información, aseguró que las posibilidades de que el asteroide impacte con la Tierra son prácticamente nulas.

Debido a su tamaño y la proximidad, la Nasa lo calificó como un “asteroide potencialmente peligroso”. La Luna, se encuentra a una distancia aproximadamente de 384 mil kilómetros, por lo tanto, Apophis pasará más cerca de lo que está la Luna de la Tierra.

Apophis viaja a casi 40 mil kilómetros por hora, lo que significa que un pequeño desvío en su trayectoria, podría ser catastrófico.

El divulgador astronómico chileno, Ricardo García Soto, recordó que mediante un tuit, el afamado director de Tesla y SpaceX, Elon Musk, alertó que “una gran roca golpeará la Tierra” y que “actualmente no tenemos defensa”.

Dios del caos: el asteroide que podría impactar a la Tierra

Según los últimos cálculos, la probabilidad de colisión con la Tierra es 1 en 100 mil. Pero, si el impacto sucediera, ¿qué pasaría? La explosión que generaría sería superior a la de la bomba de Hiroshima.

hiroshima
El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó la letal bomba atómica de uranio en la ciudad japonesa de Hiroshima.

El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó la letal bomba atómica de uranio en la ciudad japonesa de Hiroshima.

La Nasa considera la llegada de este asteroide como “una gran oportunidad para la ciencia”.