sábado 7 de diciembre de 2019

Internacionales | Chile | Sebastián Piñera |

El Gobierno de Chile evalúa dotar a la Policía de "nuevas armas no letales"

En respuesta a las denuncias sobre violaciones de los derechos humanos durante las protestas

El Gobierno chileno está evaluando dotar a la Policía de "nuevas armas no letales" con fines disuasorios, en respuesta a las denuncias sobre violaciones de los Derechos Humanos que han recibido las fuerzas de seguridad por la represión de la ola de protestas en el país.

El subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, reveló en una entrevista publicada este miércoles por 'El Mercurio' que el Gobierno está "estudiando una línea de nuevas armas no letales", que incluiría "disuasivos acústicos", "tintes para el carro lanzagua" o "gas pimienta".

Ubilla explicó que este armamento alternativo ya está siendo utilizado por "las policías del mundo". A este respecto avanzó que los agentes chilenos recibirán asesoramiento de la Guardia Civil y de la Policía Nacional españolas, de la Policía Federal de Alemania y de un ex director de la Policía Nacional de Colombia.

El 'número dos' de Interior reconoció que los medios antidisturbios de Chile han quedado obsoletos. "Nos quedamos en el lanza agua, que es de los 80, y en el lanza gases, que es de los 70", asumió. Para remediarlo, el Gobierno se propone dotar a carabineros y policías de "nueva capacidad tecnológica y operativa" para 2020.

https://www.telesurtv.net/__export/1571681764364/sites/telesur/img/2019/10/21/chile-carabineros--represion--santiago--carabineros--toque--queda--reuters-compressor.jpg
https://www.telesurtv.net/__export/1571681764364/sites/telesur/img/2019/10/21/chile-carabineros--represion--santiago--carabineros--toque--queda--reuters-compressor.jpg

Al menos 22 personas murieron y más de 2.000 resultaron heridas por la represión de las protestas que estallaron en octubre por la cuarta subida del precio del metro en pocos meses, aunque escalaron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y reclamar un cambio constitucional.

El presidente, Sebastián Piñera, empleó a militares, policías y carabineros para sofocar las protestas. Según denunció el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y las ONG Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW), los uniformados cometieron violaciones de los Derechos Humanos que se tradujeron al menos en cinco muertes.

El coronel Julio Santelices dio a conocer este miércoles un nuevo balance, conforme al cual hay "2.400 carabineros lesionados, 154 de ellos graves y 207 menos graves, 62 lesionados con impacto balístico, 22 con traumas oculares, 48 quemados con cócteles molotov o ácido y 82 con fracturas".

En cuanto a las detenciones, cifró en 18.513 las personas arrestadas, incluidas 9.426 fueron por desórdenes y 4.969 por saqueos. Solo "en las últimas 24 horas hubo 90 detenidos", precisó.

Dejá tu comentario