viernes 22 de noviembre de 2019

Policiales |

Caso Foresto: la fiscalía y la querella solicitaron que el imputado sea condenado a 15 años de prisión

Esta mañana se desarrollaron los alegatos de clausura en el juicio contra Juan Carlos Gorosito por el homicidio del suboficial Martín Foresto. La defensa solicitó la inmediata libertad del acusado.

 

Por Andrea Viñuela

En su última jornada el juicio oral y público por el homicidio del suboficial, Martín Alejandro Foresto, se mudó de la sala 2 a la sala 1 del subsuelo de tribunales para que las partes lleven a cabo los alegatos de clausura ante el tribunal conformado por los jueces José Luis García Troiano, Nicolás Falkenberg y Rodolfo Mingarini.

El inicio de los alegatos arrancó con el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Martín Torres, quien repasó la prueba expuesta en el debate a la luz de su tesis acusadora. El funcionario dio por probados los hechos tal cual lo adelantó al inicio del debate y volvió a reiterar el pedido de pena de 15 años de prisión para el imputado, Juan Carlos Gorosito.

A continuación, el abogado querellante Sebastián Oroño, se puso de pie y le expresó al tribunal que “hemos cumplido con lo que prometimos en los alegatos de apertura”. Al igual que la Fiscalía, Oroño solicitó que al imputado se le imponga la misma pena de prisión efectiva.

De la otra vereda, el abogado defensor del acusado, Claudio Torres Del Sel, insistió que Gorosito actuó movido por el temor de su integridad física y la de sus hijos, que el desenlace fatal de la pelea no fue buscado por nadie y que su defendido estaba “aturdido por los golpes y las patadas que recibió”. A continuación le pidió al tribunal que la condena sea por homicidio con exceso en la legítima defensa, que se le aplique la pena mínima prevista para este delito y que recupere la libertad de manera inmediata.

El juicio tendrá su último capítulo el próximo miércoles, cuando el tribunal de a conocer su veredicto a partir de las 11. Dicho debate comenzó el pasado martes 6 de agosto y transcurrió  en la Sala 2. Además contó con una reconstrucción del hecho que se llevó a cabo en la esquina donde ocurrió la pelea que se cobró la vida de Foresto.

foresto

“Nada justificaba matar a Foresto”

En su alegato, el fiscal de homicidios Martín Torres, acompañado por el fiscal Gonzalo Iglesias, sostuvo que “Gorosito dio muerte a Foresto sin estar amparado en ningún tipo de justificación”. Para evidenciar ello, el funcionario judicial citó los testimonios de las personas presentes en el lugar al momento del hecho y en lo exhibido y analizado por el personal policial sobre las imágenes de las cámaras de seguridad.

“Todo ocurrió en dos minutos y medio”, dijo el fiscal, quien repasó el origen de la pelea con las malas maniobras en autopista atribuidas a Gorosito, y luego la gresca que derivó en la muerte de Foresto, ya en avenida Perón a metros de Iturraspe.

Seguidamente, el fiscal volvió a insistir que las imágenes, expuestas en el juicio, demostraron que Gorosito, al llegar a la ciudad por autopista, iba a girar hacia el norte, cambió de opinión y decidió seguir a Foresto, y que el acusado detuvo su vehículo cuando nada le impedía seguir el paso.

Por último, Torres desestimó la posibilidad de la legítima defensa de Gorosito porque al momento de recibir Foresto la puñalada, ya el resto de los involucrados se había subido a los vehículos o estaban subiendo para retirarse. Es decir, cuando Gorosito abrió el baúl del auto y sacó el cuchillo que terminó con la vida del joven ya no había riesgo ni para su vida ni para la de sus hijos.

Leer más ► En el crimen del suboficial Foresto, las cámaras de seguridad complican la versión del imputado

“Lo mató porque quiso”

A su turno, el abogado querellante, Sebastián Oroño, acompañado por su padre, Néstor, inició su alegato con la unión de dos frases expresadas por sendos testigos ocasionales: “le enterró el cuchillo en el pecho, caminó dos o tres pasos y le enterró el cuchillo en el pecho”.

Al igual que la Fiscalía, el letrado que representa a los padres de la víctima repasó el origen de la discusión y volvió a reiterar que Gorosito tuvo la responsabilidad de las malas maniobras en autopista, a las que calificó como una “provocación” hacia Foresto, que iba junto con su familia a bordo de un Honda Civic.

Oroño insistió que Gorosito encendió la luz de giro hacia la izquierda hasta que vio que Foresto doblaba en sentido contrario a Perón y decidió seguirlo -en dirección al sur-, a lo que calificó como “otra provocación” por parte del acusado. Y luego se detuvo al lado del auto de Foresto: “otra vez lo provoca”.

En este aspecto,  el abogado resaltó que “todos los testigos hablan de pelea, no hubo una agresión ilegítima que justifique la legítima defensa. En una pelea todos participan como agresores”. En este contexto, aseguró que Foresto se llevó la peor parte en la pelea, además de la estocada fatal.

Por último, concluyó con que “Gorosito mató a Foresto porque quiso: lo provocó, lo siguió y cuando parecía que la pelea estaba terminada, lo atacó”. Por este motivo acompañó el pedido de pena de 15 años de prisión por el delito de homicidio.

Leer más ► La frase premonitoria de Martín Foresto a su agresor: “Manejando así vas a matar a alguien”

“Estaba descontrolado”

Quien alegó por última vez fue Torres Del Sel, el cual, acompañado por Natalia Giordano, expresó que “existen dos versiones totalmente encontradas” sobre lo ocurrido aquella madrugada del 26 de febrero de 2017. Los dichos del abogado causaron en ese entonces que la madre de la víctima se levantara del público y se retirara de la sala de audiencia.

Al igual que la parte acusadora, Torres Del Sel repasó el origen de la pelea, pero cargó la responsabilidad que tuvo Foresto aquella madrugada. Del mismo modo, insistió que fue el suboficial quien provocó a Gorosito ya que fue el primero que detuvo la marcha y el primero que descendió del vehículo que manejaba tras regresar de los carnavales de San Agustín.

“Era una pelea desigual, dos chicos de 14 y 16 años contra dos adultos jóvenes, uno de ellos funcionario policial entrenado, preparado para la lucha”, analizó Torres Del Sel y destacó que Foresto fue quien golpeó a los hijos de Gorosito y que además tomó del cuello a la hija adolescente.

“Foresto estaba sacado, descontrolado y no medía contra quienes estaba peleando. Gorosito estaba aturdido por los golpes. No pudo medir sus acciones”,  intentó justificar el defensor la actitud que tomó Gorosito en Perón e Iturraspe.

Por último, Torres Del Sel expresó que la víctima también podría haber evitado el conflicto, e hizo hincapié en su carácter de funcionario policial: “debería haber llamado al 911 cuando se dio la situación en autopista. El funcionario policial debe mantener el decoro las 24 horas del día y sabe cómo actuar en estas situaciones”, expresó. Por tal razón y tal como lo hizo en su alegato de apertura pidió que su defendido sea condenado por la pena mínima del homicidio con exceso en la legítima defensa y que recupere la libertad de manera inmediata por el plazo que viene cumpliendo en prisión preventiva.

 

“Solo vi a mi familia”

Finalmente, Juan Carlos Gorosito, que llegó al juicio bajo la medida cautelar de prisión preventiva, volvió a hacer uso de la palabra esta mañana.  “Nunca quise quitarle la vida a nadie; estoy muy arrepentido de lo que pasó, solo vi a mi familia en peligro”, aseguró el recolector de residuos que permanece detenido desde que sucedió el hecho.

Dejá tu comentario