Las fábricas de biocombustible amenazan cerrar el jueves: Reclaman una actualización de precios que el gobierno demora

Por Bichos de Campo

El jueves próximo vence el plazo que muchas fábricas de biocombustibles, tanto de biodiésel como de bioetanol, le pusieron el gobierno antes de tomar la drástica decisión de apagar sus calderas y dejar de producir. En este momento lo están haciendo a pérdida, ya que la Secretaría de Energía dejó de actualizar hace varios meses los precios de los biocombustibles utilizados para el corte obligatorios de la nafta y el gasoil. Mientras tanto, las devaluaciones se suceden y muchos costos se dispararon.

“Todas las industrias del sector en la Argentina, en su mayoría Pymes, hoy están trabajando a pérdida. Hay 60.000 empleos directos en riesgo”, indicó un comunicado de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), que avisó: “Si para el 5 de septiembre no se logra una solución, se paralizará por completo la actividad”.

Seguí leyendo la nota aquí

NOTICIAS DESTACADAS