En General Roca ya hay 2300 hectáreas de chacras abandonadas

El Alto Valle de Río Negro y Neuquén, aquel vergel diseñado en 1930 cuando los inmigrantes europeos se instalaban a producir frutas. t


Por Bichos de Campo

El Alto Valle de Río Negro y Neuquén, aquel vergel diseñado en 1930 cuando los inmigrantes europeos se instalaban a producir frutas, se encuentra en franco deterioro desde hace 20 años, en una espiral que cobró intensidad en los últimos diez años. Debido a una crisis sostenida de la fruticultura, en la que los productores usualmente cobran la mitad de lo que le cuesta producir las peras y manzanas, las chacras son abandonadas, avanza sobre ellas el ejido urbano y hasta hay excavaciones petroleras mucho más rentables.

Leer más ►Habrá que anticipar a la AFIP un billete de 100 pesos por cada bovino que va a faena

En la zona media del Alto Valle se encuentra General Roca, uno de los departamentos más poblados de la provincia de Río Negro. En la Cámara de productores de allí se nota la dura crisis de la actividad. “Llegamos a tener hasta 650 productores asociados y hoy quedan solo 120”, informó el presidente de la entidad, José Alberto García, a Bichos de Campo.

“De las 12 mil hectáreas empadronadas bajo riego, quedan solo 4.500 en producción, muchas pasaron a la horticultura y hay 2.300 directamente en estado de abandono”, detalló García.

Aquí la entrevista completa con García:

NOTICIAS DESTACADAS