viernes 22 de noviembre de 2019

Ocio |

“Annabelle vuelve a casa’ “: el final, explicado

¿Es este el adiós de Annabelle ? Analizamos el desenlace de su tercera aventura en la gran pantalla, y qué significa esto para el futuro del ‘warrenverse’.

Annabelle ha vuelto, y esta vez lo hace en muy buena (y terrorífica) compañía. El universo de terror iniciado por el matrimonio Warren (‘Expediente Warren: The Conjuring’) bajo las órdenes de James Wan propicia en ‘Annabelle vuelve a casa’ un nuevo encuentro con la muñeca más siniestra de la franquicia, en una historia que parece desarrollar a diferentes niveles un tema común: el relevo tanto de los héroes como de los villanos. Esta tercera entrega de la historia en solitario del personaje (tras ‘Annabelle’ y ‘Annabelle: Creation’) es con diferencia la que mejores críticas se ha llevado, y es que no en vano medios estadounidenses la han coronado como la ‘Vengadores: Endgame’ del ‘warrenverse’.

"'Annabelle vuelve a casa' ": el final, explicado 2019

Dirigida por Gary Dauberman, la película nos lleva a la casa de Ed (Patrick Wilson) y Lorraine Warren (Vera Farmiga), que tienen que ausentarse durante unos días por trabajo. Allí dejan a su hija de 10 años, Judy (Mckenna Grace), que cuenta con la compañía de su niñera Mary Ellen (Madison Iseman) y la amiga de esta, Daniela (Katie Sarife), que acabará siendo el eslabón débil del grupo, la que se dejará engatusar por las fuerzas demoníacas que pululan por la casa y abrirá la jaula de cristal de Annabelle, escondida en el sótano. Ahora bien, la muñeca no es el único objeto de esa habitación que debería preocuparles.

[Cuidado: vienen los spoilers de la película]

"Annabelle 3": el final, explicado

Después de toda una película de tensión, sustos y persecuciones por la casa, llega el tramo final. Habíamos descubierto que Daniela no tenía malas intenciones (se metió donde no debía porque estaba desesperada por entrar en contacto con su padre recientemente fallecido, con el que necesitaba disculparse porque se siente culpable por el accidente de coche que acabó con su vida), pero su torpeza ha provocado que otros objetos cobren vida. Recordemos que Annabelle no está poseída por un demonio específico, sino que funciona como recipiente para cualquiera que tenga ganas de hacer maldades.

"Annabelle 3": el final, explicado

Leer más►“Capitán América” se enfrentará a “James Bond” en una nueva película llena de misterio

Los que la acompañan, sin embargo, sí que tienen sus propias especificidades: un vestido de novia que convierte a quien lo usa en una máquina de matar (nada que ver con ‘La llorona’, pese a las similitudes estéticas), un asesino en serie disfrazado de Caronte el Ferryman, un hombre lobo fantasmal al que no se puede matar con balas de plata, una armadura de samurai demoníaca, una televisión que puede ver el futuro y un juego de mesa encantado llamado Feeley Meeley. Todos estos elementos entran en acción en ‘Annabelle 3′, que se convierte pronto en una reunión increíble de material para próximos ‘spin-offs’ de la franquicia.

"Annabelle 3": el final, explicado

Según fotogramas esto empieza a perfilar quiénes serán los próximos objetos de estudio del ‘warrenverse‘, ya que esta será posiblemente la última película de Annabelle, que ha dado todo lo que tenía que dar (aunque, bueno, nunca se sabe hasta dónde se puede estirar el chicle). Hay un cierto relevo en forma de ‘brainstorming’ (¿a qué monstruo reaccionará mejor la audiencia? ¿Se tomarán decisiones en función de ello?) y después está el protagonismo de Judy Warren, que salva los muebles en esta historia gracias a sus habilidades espirituales, especialmente la capacidad de ver a las almas en pena. ¿Es esta la primera película que nos introducirá la idea de la niña como la próxima heroína de la saga cuando Wilson y Farmiga se cansen de cazar fantasmas en la gran pantalla?

"Annabelle 3": el final, explicado

Leer más►Esta actriz será Ariel en el live action de “La Sirenita”

Al final de la película, cuando la protagonista ha desatado todo su poder y experiencia heredado de su madre contra las fuerzas paranormales que la amenazaban, los Warren vuelven a casa. Es el momento de redención para Daniela, la responsable de desatar los problemas con Annabelle y sus amigos, que ayuda a la pequeña de la casa a tener una fiesta en condiciones (convenciendo a su hermano, que le venía haciendo ‘bullying’ en la escuela por ser la hija de los “cazafantasmas”, de que la trate mejor, y con él más compañeros de clase) y finalmente teniendo el contacto con su padre muerto a través de los poderes de Lorraine.

Este final feliz parece sentenciar la trilogía de Annabelle, y nos prepara para un futuro lleno de sorpresas en el universo de los Warren.

Dejá tu comentario