viernes 24 de junio de 2022
Ambiente | Agroquímicos | Monsanto | Estados Unidos

Un fallo de la Justicia de Estados Unidos contra Monsanto-Bayer reabre el debate sobre el uso del glifosato

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó un recurso presentado por Monsanto y ratificó la sentencia que obliga a la multinacional a pagarle 25 millones de dólares un jubilado de California que argumenta que padecer una enfermedad originada por el herbicida Roundup, elaborado a base de glifosato.

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó esta semana un recurso presentado por Monsanto, desde hace varios años propiedad de la multinacional alemana Bayer, y ratificó de manera definitiva una condena que obliga a esa empresa a pagarle 25 millones de dólares un jubilado de Californiaque argumenta que la enfermedad que padece fue originada por el herbicida de marca Roundup, elaborado a base de glifosato.

Así, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito estadounidense anuló la decisión de la Agencia de Protección Ambiental de ese país (EPA), para la cual el uso y el contacto con ese herbicida no presentaba riesgos de desarrollar enfermedades como el cáncer. Al día de hoy, el grupo químico-farmacéutico alemán enfrenta decenas de miles de denuncias similares.

Leer más ► El debate sobre el glifosato abre la puerta a la discusión sobre el modelo agroindustrial argentino

Según interpretó Victoria Dunda, abogada ambientalista con reconocida participación en organizaciones socioambientales de la región, como la multisectorial Paren de Fumigarnos y El Paraná No Se Toca, lo primero que vale la pena destacar es la posibilidad de judicializar el accionar de las grandes empresas: “Que los ciudadanos comunes puedan llevar adelante juicios de esta magnitud contra empresas enormes es un avance, que los ciudadanos tengamos acceso a la justicia es esperanzador”.

Caso testigo

Bayer compró Monsanto en el año 2018 por un monto aproximado de 63.000 millones de dólares. Pero, además de comprar la compañía, heredó los problemas legales que ya arrastraba la firma que comenzó a fabricar el herbicida Roundup en 1970, no sólo para usos agrícolas sino también para usos domésticos.

El caso por el cual la Corte de Estados Unidos falló en contra de Monsanto-Bayer tiene que ver con un reclamo hecho por un habitante de California, Edwin Hardeman, enfermo de un cáncer de tipo linfático, quien lo atribuyó a la utilización durante años de ese herbicida que contiene glifosato.

monsanto.jpg
La multinacional Bayer compró Monsanto en 2018 por un monto aproximado de 63.000 millones de dólares.

La multinacional Bayer compró Monsanto en 2018 por un monto aproximado de 63.000 millones de dólares.

Al final de la primera parte del proceso judicial, en 2019, se había visto beneficiado con una retribución de 80 millones de dólares por los daños recibidos, una suma que luego se arregló en 25 millones. Bayer apeló esa decisión judicial en 2021 ante la Corte Suprema, después de haber sido rechazada en primera instancia. A mediados de este año, en mayo, ya se perfilaba un fallo en contra del gigante alemán, cuando la fiscal general Elizabeth Prelogar (representante del gobierno ante la Corte) les recomendó a los jueces no ocuparse del asunto. Después de la decisión de ese tribunal en contra de la multinacional, las acciones de Bayer cayeron fuertemente.

Impactos en Argentina

La decisión de la Corte estadounidense tiene impacto mundial, sobre todo en países productores de commodities agrícolas fabricados en base a ese tipo de insumo químico, como Argentina.

Para Dunda, esto “de alguna manera ratifica lo que venimos diciendo desde los movimientos socioambientales respecto a que se trata de productos cancerígenos. Desde las campañas, desde la ciencia digna, desde colectivos como las Madres de Ituzaingó, venimos sosteniendo esto y la decisión de la Corte ratifica que tiene asidero real, que no es fruto de nuestra imaginación, sino que está probada la afectación de la salud por el Roundup, donde el glifosato es el componente más contaminante”.

Leer más ► Monsanto deberá pagar a un hombre con cáncer por glifosato

La abogada agregó que esta decisión de la Justicia de Estados Unidos cuestiona las revisiones que hace la EPA, la agencia de control de alimentos de ese país, “que evidentemente cataloga a algunos productos por debajo de la mesa, como se comprobó con los Monsanto Papers”, una mega investigación global que demostró que la firma escondió parte de la información en relación a los potenciales efectos de sus productos.

Doble vara

Por otra parte, se abre otro debate respecto a las desigualdades de la legislación y las exigencias de calidad que existen entre los países. “Hay una gran pregunta: si un producto está prohibido en algún lugar del mundo por ser considerado riesgoso para la salud humana, ¿no debería prohibirse en todos lados?”, cuestionó la abogada, quien dijo que en Argentina faltan tanto una nueva legislación como capacidad de control efectiva sobre la calidad de muchos productos alimentarios.

Leer más ► Bayer perdió su tercera apelación en un juicio por el uso de glifosato de Monsanto

En ese punto, recordó que el glufosinato de amonio, el agroquímico que se utiliza para el trigo transgénico HB4 recientemente aprobado en Argentina, “en Europa está prohibido, mientras que acá le damos cabida”. La Unión Europea dispuso la prohibición de la extensión de la licencia de comercialización de dicho pesticida desde 2013. “En Argentina falta legislación y falta control en el estudio de la aprobación de los agroquímicos”, insistió.

El descargo de la empresa

Según la argumentación de la multinacional Bayer, los reclamos en su contra “eran improcedentes” ya que el producto de denominación comercial Roundup tenía una aprobación federal para su uso. Aun así, ante la posibilidad de un fallo en su contra (como finalmente pasó), el año pasado incrementó los fondos para un programa de reclamos. También anunció que va a reemplazar el glifosato por otros ingredientes activos en los herbicidas destinados al mercado residencial estadounidense desde 2023.

“Bayer de forma respetuosa está en desacuerdo con la decisión de la Corte Suprema. La compañía cree que la decisión debilita la habilidad de las firmas de dependen en las acciones oficiales tomadas por las agencias regulatorias de expertos”, comunicó la empresa esta semana tras el fallo.

Leer más ► Río Salado: un informe confirmó la presencia de glifosato y otros potentes agroquímicos en agua y peces

Dejá tu comentario