miércoles 20 de noviembre de 2019

Aire en Venezuela | Aire en Venezuela

La crisis migratoria en Venezuela empeorará en 2020, según Naciones Unidas

La ONU estimó que en 2020 el número de desplazados del país caribeño aumentará a 6,5 millones de personas

Redacción Aire Digital

La crisis de migrantes y refugiados venezolanos tampoco dará tregua el año que viene. Es más, según las estimaciones que hizo públicas este lunes el enviado especial de la ONU, Eduardo Stein, la masiva salida de personas del país, provocada por la situación económica, política y social que se vive en Venezuela, se agravará el año que viene.

“Los desafíos para 2020 serán aún mayores que los que se enfrentan en 2019”, aseguró hoy Stein, que trabaja para dos agencias de Naciones Unidas, la dedicada a las migraciones (OIM) y la que se centra en los refugiados (Acnur).

Con las cifras en la mano, Stein aseguró que el número de migrantes y refugiados pasará de los 4,5 millones actuales a 6,5 millones el año que viene, lo cual se estima que aumentará la presión sobre los países vecinos. Los destinos donde recalan el 80% de las personas que abandonan Venezuela son en su mayoría Colombia (con alrededor de 1,4 millones de venezolanos en su territorio), Perú (que recibió 800.000 personas), Ecuador (300.000) y Chile (290.000).

Uno de los problemas que está generando lo que Stein calificó de situación “sin precedentes” son los “crecientes niveles de xenofobia” en los países de acogida. El funcionario también cargo contra los países que recientemente endurecieron sus políticas migratorias para restringir la entrada de venezolanos, entre los cuales se encuentran Perú, Ecuador y Chile.

El enviado especial dijo que los países limítrofes “están bajo presión, con la estructura institucional sobrecargada, la provisión de servicios desbordada y los presupuestos exhaustos“. Stein cifró en 1.350 millones de dólares el monto necesario para atender a 4,3 millones de personas en 17 países en 2020, el doble de lo que se pidió en diciembre de 2018.

crisis migratoria Venezuela

 

Este lunes comenzó en Bruselas la Conferencia Internacional de Solidaridad para tratar la crisis en Venezuela, una iniciativa de la Unión Europea que se extenderá por dos días y que tiene por objetivo movilizar a la comunidad internacional y encauzar las vías para ayudar a los países latinoamericanos a enfrentar la situación.

Aunque el evento no busca recaudar fondos, no se descarta que algunos países concreten qué ayuda ofrecerán con cifras reales. Además, al término de la reunión, previsto para el martes a mediodía, podría anunciarse una conferencia de donantes para el próximo año.

El canciller español, Josep Borrell, que el 1 de diciembre se convertirá en el jefe de la diplomacia europea, ya anunció que su país aportará 50 millones de euros en tres años para paliar los efectos de la crisis de migrantes.

crisis Migratoria venezuela

 

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, uno de los presentes en la apertura de la conferencia, pidió que la comunidad internacional responda con premura a la crisis. “No hay un sentido de urgencia y eso es lo que queremos. La crisis es urgente, requiere una atención urgente, las necesidades no dan tiempo y hay que atenderlas“, manifestó.

A pesar de expresar su gratitud por lo recibido, Trujillo pidió que se equipare la recaudación a la que se obtuvo durante la crisis de refugiados en Siria. “Lo que se ha recibido por parte de los inmigrantes sirios es 26 veces superior a lo que en este momento se ha recibido en materia de cooperación en el caso de la crisis migratoria proveniente de Venezuela”, destacó. 

“Si se hubiera recibido lo mismo, se habrían recibido 7.000 millones de dólares, y hasta el momento ni siguiera se ha logrado la cifra que se concibió para el llamamiento global”, puntualizó el mandatario colombiano.

crisis migratoria Venezuela
El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo. Foto: John Thys / AFP

Los principales retos a los que se enfrentan países de acogida como Colombia tienen que ver con la “atención permanente en materia de salud” que necesitan los migrantes venezolanos, o a la matrícula de niños en el sistema educativo colombiano. 

Por ejemplo, citó que la atención en el sistema de salud asciende a cerca de 3,2 millones de dólares mensuales y, el de escolarización de niños venezolanos, a 160 millones de dólares anuales, mientras que los recursos requeridos para vivienda y salubridad, ascienden a casi 260 millones de dólares. “Todo eso lo ha venido haciendo Colombia con sus propios recursos y con algunos recursos de cooperación“, resaltó.

Dejá tu comentario