viernes 22 de noviembre de 2019

Internacionales | Aire en Ecuador

La corrupción de la política, el trasfondo de todos los males en Ecuador

Desde 1996 hasta ahora todos los presidentes enfrentaron en la justicia casos de corrupción. En muchos casos, fueron las causas de las salidas anticipadas del poder.

Por Germán de los Santos

Ismael Gutiérrez va todos los días a la Asamblea Nacional, se para en la puerta y empieza a gritar: “Son todos unos corruptos, unas lacras”. El hombre petiso, vestido de traje y sombrero, que encarna una elegancia que desentona con sus gritos, es una especie de paisaje en la sede legislativa de Quito, y la mayoría lo toma por loco. “Debe ser el único que dice verdades acá”, apunta un empleado de la Asamblea Legislativa, mientras se toma un refrigerio. A unas dos cuadras de allí el edificio de la Contraloría General del Estado fue incendiado durante las protestas. Se quemó gran parte de las causas de corrupción que se investigaban. El beneficiado, según el oficialismo, parece haber sido el ex presidente Rafael Correa, que enfrenta 20 casos de corrupción, algo que él lo adjudica a una persecución política de su ex aliado, el actual mandatario Lenín Moreno, que también está involucrado en una causa de corrupción con empresas off shore. Aire de Santa Fe recorrió ese edificio, que fue blanco de los ataques incendiarios durante el sábado y el domingo. No sólo los expedientes fueron quemados sino también dos colectivos que estaban dentro.

→AIRE EN ECUADOR | Seguí la cobertura exclusiva desde el lugar de los hechos, minuto a minuto

La corrupción en Ecuador aparece como el trasfondo de todos los males de este país. Y no es algo nuevo. Desde la época del presidente Abdalá Bucaram, autodefinido como “loco”, quien gobernó desde 1996 hasta 1997, cuando cayó tras multitudinarias manifestaciones opositoras en Quito, la corrupción aparece como la trama principal de la política. Tras abandonar el poder y refugiarse en Panamá, enfrentó varias causas de corrupción, en las que estuvo comprometido hasta hace dos años, cuando la Corte Suprema de Justicia las declaró prescriptas, pero había sido condenado a 10 años de cárcel por vaciar fondos del Banco Central. Durante 20 años estuvo en Panamá con asilo. Eso bloqueó la posibilidad de que responda por las condenas.

El presidente que sucedió al “loco” de Bucarám, Jamil Mahuad, el padre de la dolarización en Ecuador estuvo acusado de usar brindar información privilegiada antes de llevar adelante en 1998 el feriado bancario en Ecuador que congeló el retiro de los depósitos. A este proceso estuvo vinculado un ex candidato presidencial, el banquero Guillermo Lasso, quien fue ministro de Economía de Mahuad.

Dos semanas después de decretar la dolarización, Mahuad cayó, luego de una multitudinaria manifestación indígena y la sublevación militar encabezada por Lucio Gutiérrez, quien se impuso en las elecciones tras un llamado anticipado de elecciones.

Gutiérrez fue acusado de 16 casos de corrupción pero ninguno de los procesos terminó y las denuncias involucran al ex militar y su familia. Se lo acusó de dar un préstamo a favor de su hermana Paola Gutiérrez. El ex presidente experimentó casos de corrupción dentro de las Fuerzas Armadas por la desaparición de armamento ecuatoriano y una posible negociación con las FARC.

El aumento del costo del combustible y el no cumplimiento de su plan político llevó a la ciudadanía a protestar durante varias semanas hasta que, el miércoles 20 de abril de 2005, Gutiérrez dejó la presidencia. Lucio salió por los techos de Carondelet abordo de un helicóptero ecuatoriano del Ejército. Un militar arrió la bandera del Palacio de Carondelet anunciando que ya no había gobierno.

Luego de la huida de Gutiérrez asumió la presidencia Alfredo Palacio hasta la llegada de Rafael Correa al poder. Este dirigente cercano al exmilitar fue involucrado en estos actos de enriquecimiento ilícito.

Correa, quien estuvo en el poder diez años y logró transformarse en el único presidente que llegó a terminar dos mandatos, está acusado de más de 20 casos de corrupción. La lista es larga: integrada por los casos Odebrecht, Petroecuador, Singue, Petrochina, INA Papers, aportes ilegales a la campaña de Alianza País, entre otros.

La Fiscalía identificó 90 procesos abiertos y los agrupó en 20 casos de corrupción, que conmocionan al Ecuador. En todos están investigados funcionarios del correísmo y de la actual administración. De hecho, solo Rafael Correa y su exvicepresidente Jorge Glas están señalados en 26 expedientes. Entre esos constan, por ejemplo, peculado, delincuencia organizada, cohecho, concusión, tráfico de influencias, lavado, falsificación de firmas, asociación ilícita.

El último caso en el que se menciona al exmandatario tiene relación con el delito de concusión, en el que están procesados su exministra María de los Ángeles Duarte y su exsecretario jurídico Alexis Mera. Dentro de esta indagación, la fiscal General del Estado, Diana Salazar, pidió que Correa comparezca a las 08:00 de este jueves 13 de junio, a través de videoconferencia. Este llamado se produce luego de que su exasesora Pamela Martínez, detenida por el caso Arroz Verde, dijera, en su testimonio, que el exjefe de Estado le ordenó elaborar una contabilidad paralela de los gastos reportados durante la campaña de Alianza País, en el 2013.

El actual presidente Lenin Moreno, quien fue vice de Correa, y ahora están enfrentados, también enfrenta acusaciones de corrupción. El mandatario fue llamado a declarar en un proceso judicial iniciado por la Justicia para investigar el denominado caso ‘Inapapers’, sobre la adquisición de bienes a través de una empresa offshore.

Además de Moreno, en la investigación se incluyeron otros 153 funcionarios públicos que fueron llamados a una audiencia pública prevista para el 1 de abril de 2019.

Dejá tu comentario