lunes 24 de febrero de 2020
Actualidad | España |

Hacían pizzas caseras en el garage de su casa, las vendían por internet y terminaron presos

Se trata de matrimonio argentino que sigue imputado pero no habrá deportación.

Un matrimonio de argentinos recuperó la libertad tras su detención en la localidad española de Azuara, en Zaragoza, por vender pizzas caseras a 22 provincias. Los cargos que se le atribuyen es no cumplir con “las condiciones higiénicas necesarias”.

Aunque siguen imputados, no habrá deportación. La policía de Zaragoza explicó que la pareja “tenía mucho éxito y eran muy conocidos” por su negocio de venta a través de Internet y de distribución de pizzas caseras, que no cumplía con “las condiciones higiénicas” requeridas, no pagaba impuestos y tampoco contaba con las licencias y los permisos para esa actividad.

De todos modos, “no hubo gente intoxicada”, detalló Serafín Giraldo, vocero de la policía española. “Habían creado una empresa en el garaje de su casa, en la comarca de Azuara. Tenían congeladores, maquinas de etiquetado y hasta su propio logo y nombre: se llamaba Pizza Aragón”, precisó.

Las ventas se realizaban vía Internet o a través de teléfonos celulares y se estima que en el último año la empresa repartió pizzas a 50 comercios de al menos 22 provincias de todo el país. En total, serían unos 12.000 kilos de mercadería que era trasladada en vehículos no aptos para mantener los alimentos en buen estado.

"Están en libertad provisional en espera del oportuno juicio. No pesa sobre ellos ninguna orden de expulsión”.

image.png

Durante el registro en el domicilio del matrimonio, sólo identificado por sus iniciales G.P.S. y C.E.C., fueron encontrados un horno de grandes dimensiones, una máquina amasadora, dos mesas de trabajo, dos envasadoras de vacío, dos congeladores, cuatro frigoríficos, numerosos rollos de etiquetado, entre otros elementos.

El hombre, de 46 años y su mujer, de 45, habían sido detenidos el lunes pasado, tras una investigación que llevó más de un mes, aunque ayer dejaron la cárcel.

Temas

Dejá tu comentario