Siete formas de aprovechar un corcho

El tapón que suele utilizarse para cerrar botellas puede brindar muchas soluciones. Puede servir para calzar una mesa, para guardar los auriculares o, incluso, como llavero
Serca

Los corchos pueden ser utilizados de muchas maneras después de haber sido sacados de una botella de vino o champagne. Es más, hay siete maneras de poder aprovecharlos.

Según indicó el sitio web Huffington Post, un corcho puede ser útil como aislante para tapar una olla. Esta sugerencia es brindada para las personas que se queman seguido a la hora de cocinar con recipientes de metal. Lo que se debe hacer es introducirlo en el hueco para tomar el asa.

El objeto puede ser la solución para guardar los auriculares. Lo que hay que hacer es sencillo: un pequeño corte en uno de los extremos.

El corcho también puede usarse como vela. Lo que se debe hacer es colocarlo en un tarro en el que se pueda poner alcohol e introducir el corcho durante unas 24 horas. Cuando sea sacado, se lo podrá encender en cualquier lugar.

El objeto también puede ser una opción a la hora de darle equilibrio a una mesa que está desbalanceada. Un pequeño trozo es suficiente para que calce.

Además, si se parte el corcho longitudinalmente por la mitad se conseguirá una base para poner fotos. Sin embargo, para los amantes del reciclado se puede usar para agarrar cables. Lo que se debe hacer es atravesarlo con un punzón de tal modo de hacer dos hendiduras. Luego un cordón se podrá pasar por ambos agujeros, y permitirá que se haga un nudo final a cada extremo del cordón, para que no se salga.


Para los olvidadizos, el corcho puede convertirse en llavero. En ese caso, sólo se necesita una hembrilla cerrada. Con la punta se hace un agujero a un lado, lo que permite enganchar las llaves.

Rosario3

Plan ahorro
Sepelios Santa Fe

Noticias Relacionadas

MÁS

Últimas noticias

MÁS