Protestas de familiares en las cárceles de las Flores y Coronda por la modalidad de las visitas

Familiares de los reclusos se manifestaron en la entrada de la Unidad Penitenciaria Nº 2. Algunos aguardaban desde las 20 del viernes y cerca de las 7 de este sábado comenzaron a vociferar, luego a quemar cubiertas y colchones. Según adujeron, no se respeta el orden de llegada. A las 9 y tras entrevistarse con autoridades del penal la situación se normalizó. Frente al penal de Coronda también quemaron cartón y un colchón y posteriormente la situación se pudo controlar


Redacción Aire Digital

Según familiares de los presos alojados en el penal, hubo un cambio en la modalidad de ingreso en el horario de visitas. La tensión aumentó con el paso de las horas debido a que hay personas que están aguardando en la fila desde las 20 del viernes. Cerca de las 7 se agolparon en la puerta de la cárcel, hombres, mujeres y niños, en este último caso con el peligro que representa. Al advertir que no se les habilitaba el ingreso comenzaron a quemar cubiertas, colchones y a empujar el portón de entrada al penal. El conflicto se produce a horas de que el ministerio de seguridad implementara otro  sistema de ingreso a la cárcel de Piñero de las visitas transformándolo en una “modalidad sorpresiva y cambiante”.

Cerca de las 7 de este sábado, en los laterales de la Cárcel, se montó un dispositivo policial de control por parte del personal de la guardia de infantería para intentar sostener la situación que, por momentos se desbordó. Gritos, empujones, gente inquieta y alterada forman parte del tenso clima que se vive esta mañana en la cárcel situada sobre avenida Blas Parera 9200, en el norte de la ciudad capital.

En diálogo con Aire de Santa Fe, una de las mujeres presentes en el lugar explicó que se molestaron porque les comunicaron que permitirán el ingreso a partir del ticket 40 en adelante.

“Nos cansamos de esperar, porque no hacen como siempre por orden de llegada. Ingresan del número 40 en adelante y no dejan entrar a los anteriores. Por qué no hacen como antes”, expresó la entrevistada.

Pasada las 8.30, autoridades del penal se acercaron a dialogar con los presentes pero, a pesar de ello, la tensión volvió a crecer debido a la falta de conformidad con las disposiciones planteadas en referencia a la modalidad de ingreso de las visitas.

Cerca de las 9 llegaron a un acuerdo para que ingresen aquellos que comprendidos desde el ticket número 1 al 20, y esa información permitió devolver la calma al lugar donde se encuentran los familiares de los presos.

 

También frente al penal modelo de Coronda hubo momentos de tensión

En diálogo con Aire de Santa Fe, Walter Zerbatto periodista de Cablevideo Digital Coronda, informó que cerca de las 8 se vivieron momentos tensos con quema de cartón y un colchón pero que afortunadamente luego de organizar los turnos de ingreso, la situación se pudo controlar.

El periodista explicó que la gente se cansa porque está desde las 2 de la madrugada esperando entrar y las demoras les hacen perder la paciencia.

Walter Zerbatto

 

Modificaron la forma de ingreso a la cárcel de Piñero para evitar la mafia de los tickets de visita

En declaraciones a un medio rosarino, Pablo Cococcioni, secretario de Coordinación de Gabinete y Articulación con el Poder Judicial del Ministerio de Seguridad, dijo el objetivo es “desalentar” un mecanismo que busca hacer negocios con la necesidad de las personas.

Respecto a los incidentes registrados en el ingreso a la Unidad Penitenciaria N° 11, el funcionario advirtió que desde el Ministerio ya estaban investigando el tema, y que esas pesquisas llevaron a la detención de seis personas a principios de agosto. En este sentido, insistió en que desde el gobierno de la Provincia no piensan tolerar las actividades ilícitas en inmediaciones del penal y que están decididos a desarticular la organización.

Cococcioni explicó que “al desbaratarse una banda se produjo un vacío de poder que generó que otro grupo quiera tomar la posta y continuar con esta actividad ilícita”, lo que derivó en los incidentes registrados. Finalmente, negó que haya miembros del Servicio Penitenciarios involucrados en el accionar ilegal.

NOTICIAS DESTACADAS