Azucena, madre de Maxi Olmos, asesinado este jueves: “Me sacaron la vida, son unas lacras”

Azucena está desconsolada y aún no comprende por qué asesinaron a su hijo si ya le habían robado la moto. Anoche lo balearon en Pasaje Larramendi y Pasteur y falleció luego en el Hospital Cullen.


Redacción Aire Digital

Maximiliano Olmos tenía 25 años. Fue asesinado de dos disparos en la noche del jueves en medio del robo de su moto. El ataque se produjo a las 20.45 cuando Maxi se dirigía en moto a buscar a su esposa a la terminal de colectivos. Lo hirieron en Pasaje Larramendi y Pasaje Pasteur, fue trasladado al Hospital Cullen pero a raíz de la gravedad de las heridas, falleció pasados 20 minutos de la medianoche.

Leer más►María Inés, la madre de Julio Cabal: “Es terrible pensar que mi única salida es Ezeiza, me quiero ir”

Maximiliano Olmos

Azucena es la madre de Maximiliano y accedió a dialogar con Bruno Ballesteros desde el móvil de Aire de Santa Fe. A horas de la muerte de su hijo y sumida en un profundo dolor, contó que con mucho trabajo y sacrificio su hijo había logrado tener esa moto, la misma que le robaron. La había comprado hacía una semana, es un Honda Tornado.

La carpintería en la que trabajaba Maximiliano

Maxi era empleado en la carpintería El Pucho de Facundo Zuviría 8300 y estaba casado con Diana que trabajaba en la terminal de Ómnibus. “Sabemos muy poco de lo que pasó, yo me enteré cuando él ya estaba en el hospital.”

Con la angustia a flor de piel Azucena recordó a Maxi con todo el la amor que tan sólo una madre puede sentir. “Mi hijo era un ser hermoso luminoso, buenísimo y trabajador. Él y su señora se sacrificaron para comprar esa moto. Son unas lacras, no sirven como persona.”

Luego, contó cómo se enteró de la muerte de su hijo.” Yo estaba cocinando porque nos íbamos a reunir todos a comer y me enteré de la noticia. Me sacaron mi vida, me la quitaron. Tengo cinco hijos, cuatro varones y una mujer. A Maxi todos sus hermanos le decían que era el mal enseñado.”

La entrevistada dijo que no comprende por qué terminaron con su vida si ya habían logrado el cometido: robarle la moto. “Ya que le robaron para que lo mataron, esas lacras no tienen madres, no tienen hermanos, no entiendo”.

Por último, Azucena contó que su hijo era familiero, salía con su mujer, con su sobrino, con sus patrones.”No alcanzó a darme un nieto”, comcluyó.

El caso

Maximiliano Olmo, un joven de 25 años, fue baleado ayer luego de una persecución en Pasaje Larramendi y Pasaje Pasteur. Murió en el Hospital Cullen pasada la medianoche. La PDI investiga el caso. Los familiares de Olmo aseguran que lo mataron para robarle la moto. Es el homicidio número 69 en lo que va del 2019 en el departamento La Capital.

Olmo ingresó al hospital Cullen minutos después de las 21 con dos heridas de arma de fuego, una localizada en el abdomen y otra en el omóplato izquierdo. 

NOTICIAS DESTACADAS