El fuego en el Amazonas amenaza el acuerdo entre la UE y el Mercosur

El Banco de Desarrollo de América Latina donará medio millón de dólares por los incendios en el Amazonas

Francia e Irlanda lideran las críticas al gobierno de Jair Bolsonaro, y lo acusan de no cumplir con los compromisos medioambientales asumidos en la cumbre de Osaka. Esto podría significar la caída del pacto entre ambos bloques antes siquiera de entrar en vigencia.


Por Jorgelina Hiba

Quemar el Amazonas puede salirle muy caro a Brasil y a todo el Mercosur: ante la ola de indignación mundial generada por los incendios sin control en la selva más grande del mundo, países europeos con Francia e Irlanda a la cabeza amenazaron este viernes con tumbar el acuerdo entre la UE y los países sudamericanos si no hay un cambio radical en la política ambiental aplicada hasta ahora por Jair Bolsonaro, el presidente de la nación vecina.

Así, mientras el presidente francés Emmanuel Macron tildó a Bolsonaro de “mentiroso” por no respetar lo que prometió en la cumbre del G20 en Osaka, el brasileño acusó al europeo de ser “un colonialista” por haber dicho que el tema va a discutirse este fin de semana en la cumbre del G7 que tendrá lugar en Biarritz (Francia), cumbre a la que sólo asisten siete países: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Leer másLa selva de rodillas: los incendios en la Amazonía despiertan al mundo con un shock de realidad

Retóricas al margen, los incendios forestales siguen arrasando todo a su paso: según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil, el número de incendios forestales en ese país ha crecido un 70% desde enero de 2019 con respecto al mismo período del año pasado. En total, Brasil registró 66.900 puntos de fuego, la tasa más alta desde 2013, año en que se comenzaron a hacer estimaciones.

Ataque desde el Viejo Continente

El acuerdo de libre comercio entre la UE y Mercosur que fue firmado hace apenas dos meses es muy criticado en Europa por parte tanto del agrícola como de los ambientalistas, que no quieren consumir alimentos elaborados con altos costos ecológicos producto de la deforestación o el uso masivo de pesticidas y semillas transgénicas.

De hecho, ya en ese momento, Francia había condicionado la firma definitiva del acuerdo a que Brasil respetara ciertos compromisos medioambientales, algo que de toda evidencia no está ocurriendo.

“Teniendo en cuenta la actitud de Brasil de las últimas semanas, el presidente de la República constata que el presidente Bolsonaro le mintió en la cumbre de Osaka“, declaró la presidencia francesa, que considera que “el presidente Bolsonaro decidió no respetar sus compromisos climáticos ni tampoco los relativos al cuidado de la biodiversidad. “En esas condiciones, Francia se opone al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea en el estado actual”, agregó el Elíseo, la sede del gobierno francés.

Pero Macron no fue el único: la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, miembros del G7, también dijeron que era imperativo hablar de estos incendios masivos en la cumbre en Biarritz.

El Mercosur, en silencio por ahora

¿Qué pasa fronteras adentro del Mercosur? Hasta ahora, poco y nada a nivel político. Luis Contigiani, diputado nacional por Santa Fe, rompió ayer el silencio político que reinaba en Argentina sobre el tema al pedir “una reunión urgente” entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay: “El pulmón de la biodiversidad es víctima de la economía extractivista, financista, consumista e inhumana. Pero nos corre el reloj del cambio climático a todos. Las políticas de deforestación de Jair Bolsonaro aceleran el reloj” escribió el diputado en Twitter.

Leer másAmazonas: el “pulmón del planeta” arde entre la explotación productiva y la inacción del gobierno brasileño

Por su parte, el presidente Mauricio Macri le ofreció a Bolsonaro la ayuda del sistema de emergencia argentino para apagar las llamas que avanzan sin control. El detalle es que, en su propio territorio, el gobierno nacional subejecutó las partidas asignadas para apagar incendios forestales durante el año pasado, cuando por ejemplo centenares de focos fueron denunciados en el Humedal que separa las provincias de Santa Fe y de Entre Ríos.

Leer más ► Macri habló con Bolsonaro y ofreció ayuda para combatir los incendios del Amazonas

NOTICIAS DESTACADAS