Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Estafa al bolsillo y a la ilusión: la fiesta de 15 de su hija se convirtió en pesadilla

El móvil de Aire de Santa Fe conversó este martes por la tarde con Miriam Perezlindo, vecina de barrio Villa Hipódromo, que denuncia haber sido estafada por un organizador de eventos que incumplió el contrato firmado por la fiesta de 15 de su hija, Micaela. No sólo no brindó el servicio por el que la familia había pagado, sino que los hizo pasar por momentos de tensión que ningún padre debería vivir en el día más feliz de una quinceañera.

Además de la denuncia mediática, la damnificada realizó la correspondiente denuncia policial para que la estafa sea investigada por la Justicia. Presentó como prueba el contrato firmado y los recibos que demuestran el pago total del importe convenido.

“Uno de los acontecimientos más importantes de mi vida, los 15 años de mi hija, pasó de ser un sueño a ser una pesadilla en segundos. Con un año y medio de anticipación y mucho sacrificio comencé a preparar y a pagar la fiesta. En abril de 2016 me reuní con el señor Rodríguez, de B y M producciones, quien me ofreció un servicio que incluía recepción, entrada, plato principal, postre, bebidas, comida para el trasnoche, músicalización, fotos y videos. Hice una entrega inicial y con mucho sacrificio, trabajando 12 horas por día, pagué cada cuota mensual, cancelando la totalidad de la deuda una semana antes del evento. Fue un poco más de 40 mil pesos lo que pagamos”, relató Miriam.

A continuación, a punto de quebrarse en llanto, la mujer detalló todos los malos momentos que transformaron ese contrato que prometía una fiesta maravillosa en una noche triste y de nervios: “Tres días antes de la fiesta, y sin consultarme, nos cambió de salón. Tuve que salir a avisarle a todos los invitados del cambio. Tenía que buscarla a mi hija temprano para las fotos y llevarla al salón a eso de las 10 y se retrasó todo y Mica llegó recién a las 12. Los invitados estaban citados a las 21:30, y en todo ese tiempo no les sirvieron ni siquiera una gaseosa por orden del señor Rodríguez. En la cena, tenían que servir entrada y plato principal, y lo único que había era 40 pata muslos para 80 personas, que las había pagado el asador, porque Rodríguez le dijo que después le iba a devolver cuando yo le pagara, siendo que yo ya le había pagado todo”, indicó.

“La bebida era tan poca que con mis familiares tuvimos que salir a comprar más. Encima, a los mozos tampoco les había pagado, así que de buena voluntad nos sirvieron la comida pero a las 2 de la mañana se fueron“, agregó la mujer estafada.

“No tuvimos brindis ni comida de trasnoche. Nos quedamos sin fotos y sin filmación ya que se armó un revuelo pidiendo explicaciones, lo cual fue una pérdida de tiempo. Nos trató mal y se terminó yendo. Entre los amigos y familiares nos encargamos de que la noche siguiera adelante de la mejor manera posible, para que Mica no se de cuenta de todo lo que estaba pasando. La buena onda del DJ, que también había sido estafado, hizo que la fiesta pueda continuar, y al final la familia hizo una vaquita para poder darle algo en forma de agradecimiento“, señaló Miriam, con mucha angustia.

“Quedan muchas cosas más por contar, pero más triste que la estafa por el servicio no prestado es la estafa emocional, nos rompieron la ilusión de tener una noche maravillosa e inolvidable para mi hija. A todo aquel que tenga el servicio contratado cerrado con este señor que lo revea, no dejen que arruinen sus sueños”, concluyó.

Volvé a mirar el móvil